Inmodiario

El Índice de Precios (IPV) correspondiente al cuarto trimestre de 2020, publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), refleja una subida del 1,5% interanual y un leve descenso del -0,8% respecto al trimestre anterior. El incremento anual a cierre de año va muy en línea con la tendencia del precio de la vivienda durante los últimos trimestres, aunque se siguen viendo claramente que el precio de la vivienda se está moderando en nuestro país y prueba de ello es que este es el menor incremento desde el primer trimestre de 2015. Con este nuevo incremento son ya 27 los trimestres de crecimientos interanuales en el precio de la vivienda.

"Desde el primer trimestre de 2019 los datos del INE han ido reflejando una desaceleración continuada, lo que supone una moderación en el crecimiento de los precios, aunque en este 2020 esta moderación en los precios no se ha visto acentuada por la pandemia provocada por el coronavirus y esta tendencia ya era la esperada en un mercado que hace tiempo que tiende a la moderación", explica Anaïs López, directora de Comunicación de Fotocasa.

"Esta moderación en los precios de la vivienda ya la llevamos meses viendo en otras estadísticas, como el índice Inmobiliario Fotocasa. Y es que, a cierre de 2019, Fotocasa ya detectó la primera caída en el precio de la vivienda de segunda mano (-1,3%) después de tres años de subidas ininterrumpidas y estas caídas interanuales han continuado durante la primera parte de 2020", la directora de Comunicación de Fotocasa.

Desde el portal inmobiliario explican que "ya hace meses que avanzábamos que la evolución de los precios iba a ser más moderada en 2020 respecto a las fuertes subidas que vimos durante los años anteriores, fruto de la desaceleración económica". En general "la moderación en los precios seguirá durante el 2021 y es posible que en próximos trimestres el INE empiece a registrar las primeras caídas en los precios, al igual que las estadísticas de los portales inmobiliarios hemos ido detectando pequeñas caídas durante 2020", explica la directora de Comunicación.

De momento, la situación económica provocada por el coronavirus no está haciendo que los precios de la vivienda caigan y los propietarios todavía se resisten a bajar precios. Esto es debido, en parte, al auge que está viviendo la compra de vivienda con la pandemia. De hecho, un estudio publicado por Fotocasa "Medio año de pandemia: impacto en el sector inmobiliario" muestra que si antes de la pandemia un 39% de los españoles que buscan casa lo hacían en el mercado de la compra, ahora se ha elevado al 43%. "Es un crecimiento en el interés por la compraventa que no habíamos visto antes y este es uno de los principales motivos por lo que los precios no caen, porque el interés por comprar es muy elevado", apunta la directora de Comunicación.

Una mención especial merece la vivienda de obra nueva y es que el precio se incrementa un 8,2% interanual. La vivienda de obra nueva está despertando mucho interés después del confinamiento "aunque diversos estudios de Fotocasa ya reflejan cómo el interés por la vivienda de obra nueva se ha duplicado en los últimos años entre los potenciales compradores", añade Anaïs López. De hecho, un informe publicado por el portal inmobiliario mostraba cómo el 37% de los particulares que compró vivienda en 2019 se decantó por la obra nueva. De hecho, los datos de transacciones inmobiliarias del mes de septiembre de 2020 ya mostraban este creciente interés y, de hecho, ese mes se incrementó un 29% la compra de vivienda respecto al mismo periodo de 2019.

Para 2021 se espera que los precios sigan con esta moderación que ha iniciado en 2020 y es posible que los precios empiecen a caer levemente los próximos meses. No obstante, "el precio de la vivienda no caerá mucho en nuestro país porque el empuje de la obra nueva va a ser muy fuerte y los precios de la vivienda de segunda mano se encuentran un -37% por debajo de los años del boom inmobiliario y no tiene grandes recorridos a la baja. No obstante, sí que es un momento de poder buscar oportunidades en el mercado inmobiliario y es posible que muchos compradores estén abiertos a negociar", concluye Anaïs López.