Inmodiario

Un 35% de los españoles ha sufrido cambios económicos derivados de la crisis del coronavirus, y un 10% asegura que sus ingresos han disminuido entre un 50% y un 100%. De acuerdo con el estudio "La salud del hogar en tiempos de confinamiento" realizado por el Grupo Mutua de Propietarios y el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE), el grupo de entre 18 y 35 años ha sido el más afectado -un 53% ha disminuido sus ingresos- mientras que, por el contrario, sólo un 6% de los mayores de 70 años admite haber visto afectada su capacidad económica.

El estudio, que analiza cómo ha sido nuestra relación con el hogar y cómo han variado nuestros hábitos durante este periodo, desvela que frente a un 86% de los españoles que considera que su vivienda está bien adaptada para vivir en confinamiento, un 13% afirma que su residencia ha estado poco o nada adaptada para permanecer todo el día en ella. Un dato especialmente relevante en el caso de las viviendas con menos de 70 metros cuadrados (26%) y con más de seis personas (21%).

"El nuevo escenario económico y social es un desafío para las empresas. Tenemos que identificar nuevas necesidades y moldear los productos y servicios para aportar valor añadido a los clientes en el nuevo entorno, en el que las viviendas jugarán serán aún más importantes por la fuerte implantación del teletrabajo en una parte muy significativa de las familias", afirma Christopher Bunzl, Director General del Grupo Mutua de Propietarios.

En este sentido, el presidente del CGATE, Alfredo Sanz, señala que aunque el nivel de satisfacción con el hogar parece elevado, "la realidad de las viviendas en España no es buena ya que cuentan con grandes deficiencias como que, más del 50 % del parque construido es ineficiente energéticamente hablando, casi el 100 % presenta incumplimientos en cuanto a la accesibilidad universal y más de un 10% se considera en un estado de conservación deficiente, malo y/o ruinoso".

De acuerdo con el informe, para adaptar la vivienda al estado de confinamiento, un 10% de los españoles ha realizado modificaciones con el objetivo de cubrir las nuevas necesidades derivadas del teletrabajo (65%), seguido de los estudios (36%) y la práctica de deporte (31%), siendo los dormitorios (50%) y comedores (45%) los espacios más polivalentes para acoger nuevas funciones.

Modificación de hábitos de los españoles

El estudio sobre "La salud de tu hogar en tiempos de confinamiento" recoge que los españoles reconocen haber intensificado algunos hábitos durante este periodo, entre los que destacan los relacionados con la prevención del COVID-19: lavarse las manos (un 88% asegura hacerlo con más frecuencia); limpiar más (55%); ventilar las habitaciones (45%); hacer ejercicio en casa (un 49% hace más ejercicio) o pasar más tiempo en la cocina (48%).

Asimismo, el tiempo de sueño también ha variado, incrementándose en una media de 23 minutos, hasta alcanzar las 7 horas 45 minutos. Son las personas jóvenes las que admiten dormir mucho más en este periodo de confinamiento (42% frente al 15% de los mayores de 70 años). Asimismo, el tiempo que se pasa en el dormitorio sin dormir también crece hasta las 2 horas y 22 minutos.