Inmodiario

La nueva ley hipotecaria está dando mucho que hablar. Sobre todo, en lo que respecta a cómo su aplicación podría estar afectando al acceso de los jóvenes millennials (25-35 años) a una vivienda en propiedad. La normativa, que incluye claves tan interesantes como la reducción de gastos para el prestatario, la desaparición de las cláusulas suelo, la rebaja de las comisiones de amortización o el papel del notario como aliado del comprador, también acarrea un endurecimiento de las condiciones de concesión de hipotecas.

Y es que el documento exige, entre otras cosas, un estudio más profundo de la solvencia actual y futura del comprador. En este sentido, los jóvenes son los más perjudicados. Su capacidad de ahorro es más restringida y, por ello, no es de extrañar que, en el V Estudio de Casaktua.com, el 61% de las personas de entre 25 y 35 años haya reconocido que la ley hipotecaria no les beneficia en absoluto a la hora de comprar un nuevo inmueble.

El acceso a la vivienda en propiedad sigue siendo un auténtico reto para la población millennial. En su último análisis, el portal inmobiliario ha obtenido datos tan interesantes como que, a pesar de que 2019 se está caracterizando por la moderación del crecimiento del mercado de la vivienda, el 87% de estos jóvenes considera que se están cometiendo los mismos errores del pasado y que los precios de compra (85%) y alquiler (88%) seguirán incrementándose.

Los jóvenes no encuentran inmuebles que se ajusten a sus necesidades

El V Estudio de Casaktua.com también ha revelado que el 36% de los jóvenes de entre 25 y 35 años está buscando un nuevo inmueble: el 20% en propiedad y el 16% en alquiler. Sin embargo, de los que se mudan de alquiler, el 62% reconoce que en realidad preferiría comprar, pero sus circunstancias económicas no se lo permiten.

A los bajos salarios y menguada capacidad de ahorro se une el incremento en el precio de la vivienda. En este sentido, el 51% de estos jóvenes afirma que no está encontrando un inmueble que pueda pagar o que se adapte a lo que está buscando (45%).

Los millennials que tienen intención de comprar a corto o medio plazo tienen un presupuesto mayoritario de 100.000€ -150.000€ (29%), de 50.000€-100.000€ (24%) y de 150.000€-200.000€ (23%). El resto eligen precios inferiores a los 50.000€ o de más de 200.000€.

Para los que buscan alquilar, el presupuesto es de entre 300€ y 600€/mensuales para el 54%, de 601€-1.000€ para el 28% y de menos de 300€ para el 10%. El resto estaría dispuesto a pagar más de 1.000€. No obstante, el 57% considera que vivir en alquiler es tirar el dinero.