Editor de InmoDiario.
Inmodiario

MADRID.   La crisis económica empujó a un total de 2.864 empresas a solicitar el concurso de acreedores en 2008, lo que supone un incremento del 182% con respecto a las 1.015 del ejercicio anterior, según el baremo concursal elaborado por PricewaterhouseCoopers a partir de los datos publicados en el Boletín Oficial del Estado (BOE).  

   La situación de quiebra afectó en mayor medida a los sectores inmobiliario y construcción, que aglutinaron el 38% de los concursos publicados. El primero pasó de 74 concursos en 2007 a 387 durante el año pasado, lo que supone un 423% más. La construcción pasó de 182 quiebras en 2007 a 692 en 2008, lo que supone un crecimiento del 280%.

   Otro hecho destacable fue el incremento del tamaño de las empresas concursadas en 2008, cuyo activo promedio ascendió a 13,2 millones de euros y un pasivo promedio de 11,5 millones, cifras que doblan en ambos casos los datos de 2007.

   El socio responsable del área de reestructuraciones de PwC, Enrique Bujidos, destacó que "entre octubre y diciembre se han publicado más concursos que en todo 2007".

   El pasado ejercicio también se caracterizó por un incremento del 253% respecto a 2007 en el uso del procedimiento concursal por las personas físicas. Los juzgados registraron 417 casos de este tipo de concursos en 2008, frente a los 118 publicados en el ejercicio 2007 y suponiendo el 15% del total de concursos.

   La distribución geográfica de las declaraciones de insolvencia fue similar a 2007 en cuanto a ponderaciones se refiere, pero mostró un descenso en la zona Norte y mediterránea a favor de un incremento leve en porcentaje en las zonas centro y Sur.

   Así, el 44% de los concursos se situaron en la zona mediterránea, el 22% en el Norte, el 20% en el área central y el 15% en el Sur. Por último, Bujidos alertó del "colapso que se puede producir en los juzgados mercantiles durante 2009" si la tendencia en la cantidad de concursos que se declaran mensualmente continúa.