Inmodiario

Lucas Fox International Properties ha anunciado un incremento del 47% del valor de sus ventas durante los 4 primeros meses de 2016, comparado con el mismo periodo del año anterior.

A finales de abril 2016, el valor de las ventas de inmuebles comercializados por la agencia independiente líder de España alcanzó los 150 millones de euros. Una gran proporción de las ventas tuvieron lugar en Barcelona, donde se registró un aumento del 37% con respecto al mismo periodo del año anterior. Pero el crecimiento no se reduce sólo a las operaciones realizadas en la Ciudad Condal, sino que también se ha incrementado significativamente el importe de las ventas de Lucas Fox en zonas costeras. El aumento en la Costa Brava ha sido del 155%, mientras que en el Maresme ha sido del 75% y en Ibiza del 67%, siempre respecto al mismo periodo del año anterior.

"Percibimos un aumento del dinamismo en el mercado durante la primera mitad del 2016 gracias al aumento de la confianza de compradores tanto locales como extranjeros a pesar de la incertidumbre política que se ha instalado en España. Tanto el inversor local como el internacional están apostando por el mercado inmobiliario español lo cual significa que el comprador ha recuperado la confianza" explica Alexander Vaughan, socio cofundador de Lucas Fox. "Otro factor que influye en el crecimiento del mercado es que este año existe una oferta más variada y atractiva para un espectro más amplio de compradores. Desde el Departamento de Obra Nueva de Lucas Fox se comercializan proyectos como JA48 en Madrid, o Marlet1 y Casa Burés en Barcelona. La calidad de estos proyectos atrae tanto a compradores tradicionales que buscan una primera o segunda residencia, así como a inversores privados y a los llamados "inversores en estilo de vida". Prevemos que, a finales de 2016, Lucas Fox habrá vendido inmuebles por un valor superior a 375 millones de euros en toda España, lo que supondría un aumento del 50% respecto al valor obtenido en 2015."

Se multiplican los "inversores de estilo de vida"

Manteniendo la tendencia que se ha extendido a lo largo de los últimos años, los datos de Lucas Fox registran un aumento importante de los llamados "inversores de estilo de vida". Son compradores extranjeros que valoran varios aspectos a la hora de invertir en España, como las perspectivas de crecimiento del valor del inmueble, la rentabilidad potencial que se podría obtener de su arrendamiento, así como las virtudes del país en cuanto a calidad de vida.

"Barcelona se ha convertido en un importante destino de interés para este creciente grupo demográfico", explica el socio cofundador de Lucas Fox Tom Maidment. "Los inversores de estilo de vida no se centran solamente en la potencial revalorización del inmueble, sino que valoran de manera considerable otros aspectos relacionados con la calidad de vida que les puede aportar un inmueble ubicado en zonas prime de la ciudad. Barcelona ofrece numerosos atractivos entre los que cabe destacar su magnífica ubicación entre el mar y la montaña, una amplia oferta gastronómica con restaurantes galardonados y cultura vinícola, excelente red de carreteras y transporte público. Pero sobre todo atrae el factor de vivir en una ciudad que estimula la creatividad, la innovación y con un creciente impulso a la emprendeduría.

Un buen ejemplo de inversor de estilo de vida es la estadounidense Amy Lerner de 46 años, ex bróker de Wall Street, que acaba de adquirir con el asesoramiento de Lucas Fox una propiedad en el barrio del Eixample barcelonés, en pleno centro de la ciudad.

"Siempre tuvimos planes de pasar parte de nuestro futuro en Nueva York pero, después de visitar Barcelona, el plan cambió totalmente" comenta Amy. "Nos encanta el dinamismo y la actitud cosmopolita e de esta ciudad, que a pesar de ser una localización muy global, aún conserva una arraigada cultura y visión local. Por supuesto, la proximidad del mar y las montañas, combinado con un aeropuerto bien conectado, son factores que la convierten en el lugar ideal para vivir (¡por no hablar de la comida y el vino!)"

País de origen del inversor

Según datos recientes del Registro de la Propiedad, la demanda inmobiliaria por parte de extranjeros ha aumentado un 16% durante el primer trimestre de 2016 en comparación con el mismo período del año anterior. Los compradores extranjeros llevaron a cabo 12.856 operaciones de un total de 99.424 compras de inmuebles de enero a marzo de este año.

Los datos de Lucas Fox correspondientes a los primeros cuatro meses del año sugieren que los compradores del norte de Europa aún dominan el mercado español, sumando el 80% de las ventas, de las cuales el 12,5% corresponden a ciudadanos británicos y el 16% a españoles, mientras que la compra de propiedades por parte de compradores de Oriente Medio continúa en aumento (7%).