Inmodiario

Vigo. La compañía inmobiliaria Grupo Viqueira ha publicado el informe “Situación del Acceso a la Vivienda y del Mercado Inmobiliario en Galicia”, en colaboración con MundiNova Consultores de Comunicación, cuya principal conclusión es que, a pesar de la prolongada etapa de dificultades económicas que está afectando a familias y empresas, más de un 40% de los gallegos consultados cree que el actual es buen momento para adquirir una vivienda propia, debido a que los precios se han reducido significativamente desde que comenzó la crisis, y a que existen más oportunidades en el mercado, como las subastas por desahucios.

Para la elaboración de este estudio, se han recogido las opiniones de ciudadanos gallegos mayores de 18 años, realizando un total de 800 entrevistas telefónicas a personas residentes en la Comunidad Autónoma, 200 en cada provincia.

En el análisis de los resultados provincias, se ha detectado en Pontevedra la percepción más positiva de la conveniencia de adquirir vivienda en propiedad, con un 50% de ciudadanos que consideran que sí es buen momento para comprar. En el extremo contrario se encuentra Lugo, donde sólo un 10% opina que atravesamos una buena etapa para la adquisición de vivienda en propiedad.

Los datos obtenidos sobre la evolución durante 2011 de las posibilidades de comprar vivienda de los gallegos encuestados, indican que mayoritariamente se han mantenido igual respecto al año anterior para el 50%, y que ha aumentado la capacidad de compra de un 6%.

Oferta y precios

Con respecto a la oferta inmobiliaria gallega, la percepción de las personas sondeadas se inclina hacia la visión positiva, ya que casi un 60% piensa que es poco o nada difícil encontrar en el mercado inmobiliario gallego una vivienda de características acordes a sus necesidades. Lugo es la provincia con una visión más optimista de la oferta del mercado inmobiliario gallego, con un 92% de personas que no consideran demasiado difícil encontrar una vivienda que cumpla sus requisitos. A Coruña sigue a Lugo en la estela del optimismo, con un 77% de coruñeses consultados que creen que las dificultades son reducidas a la hora que encontrar una vivienda ajustada a su criterio de selección.

Sin embargo, para un 78% de los individuos entrevistados existen pocas viviendas en Galicia de precios adecuados a sus posibilidades económicas o no existen en absoluto. Sólo un 22% considera que hay disponibilidad de viviendas con precios asequibles para su poder adquisitivo. Más de la mitad opina que los precios se mantendrán estables en 2012 (52%), pero también es significativo el 41% que afirma que estos seguirán bajando en 2012.

El estudio del Grupo Viqueira evidencia, además, que el 83% de los gallegos consultados no piensa adquirir una nueva vivienda en propiedad en un futuro próximo. Entre las razones que justifican este bajo nivel de intención de compra, destaca que el 39% no puede permitirse pagar un nuevo hogar, y que el 40% ya posee uno y no necesita otro.

El mayor nivel de intención de compra de vivienda lo observamos en Pontevedra, cuyo porcentaje es superior al cómputo global de Galicia: un 20%. En Ourense se queda en un 15% el montante de personas con intencionalidad de comprar vivienda próximamente. A Coruña es la provincia con menor intención de compra, con sólo un 8% de entrevistados que tienen pensado adquirir una vivienda en un futuro próximo, y le sigue Lugo con un 12%.
Satisfacción con la calidad de la construcción en Galicia

El grado de satisfacción con la vivienda propia en la comunidad gallega es alto: un 92% de los ciudadanos entrevistados se muestra contento con su vivienda actual. Los coruñeses son los más satisfechos con la vivienda en la que residen, con la casi totalidad de entrevistados contentos con su hogar (97%): de ellos, un 64% está muy satisfecho y un 33% está bastante satisfecho.

Este nivel generalizado de satisfacción se sigue reflejando en que casi el 50% considera que su hogar está en perfectas condiciones y no precisa ninguna reforma, y en la constatación de que el 78% de los gallegos encuestados no tiene ninguna necesidad de cambiar de vivienda. Sin embargo, entre los orensanos y pontevedreses existe una mayor necesidad de reformas imprescindibles en el hogar: un 23% en Pontevedra y un 11% en Ourense, y también se experimenta una subida en las dos provincias de la necesidad de mejoras no imprescindibles, un 45% en Pontevedra y un 40% en Ourense.

Además, cerca de un 40% califica de alta o muy alta la calidad de la construcción de la vivienda en Galicia. La provincia donde la construcción es considerada de mayor calidad es Ourense, con un 46% de ciudadanos que creen que es alta o muy alta, con Pontevedra siguiéndola muy de cerca, con un 44%.
Descontento con la gestión pública

Los gallegos han mostrado su descontento con las políticas públicas destinadas a combatir la crisis inmobiliaria y los problemas de acceso a la vivienda del anterior Gobierno de España. Para la mayoría de los consultados, con un 87%, las medidas anti-crisis de la Administración central han contribuido poco o nada a solucionar las dificultades derivadas de la explosión de la burbuja inmobiliaria. Con respecto al Gobierno de Galicia, la valoración sigue siendo mayoritariamente negativa, con un 92%.

Las respuestas son variadas a la hora de proponer soluciones para mejorar el acceso de la ciudadanía a una vivienda. Las tres más sugeridas fueron la adopción de medidas para frenar la especulación inmobiliaria (21%), la disminución de los tipos de interés (17%) y favorecer la rehabilitación de viviendas antiguas desocupadas (17%).