Inmodiario

Todo apunta a que el euríbor a 12 meses cerrará octubre con un nuevo mínimo histórico. Y es que a falta de unos pocos días para que termine el mes, la cotización provisional del índice al que están ligadas la mayoría de las hipotecas variables es del -0,463%, así que lo más probable es que su cotización media se sitúe por debajo del -0,46%. Según el comparador bancario HelpMyCash.com, esto es una gran noticia tanto para los clientes a los que se les revise el interés próximamente como para los que vayan a contratar dentro de poco un préstamo para comprar una vivienda: los primeros pagarán unas cuotas más baratas, mientras que los segundos se beneficiarán de un entorno de bajos tipos.

Las hipotecas variables vigentes, más baratas

Este índice de referencia batirá, por tercer mes consecutivo, su récord negativo. De cerrar octubre con una cotización media del -0,463%, su valor será inferior al del mismo período del año pasado (-0,304%) y al de hace seis meses (-0,108%). En consecuencia, los hipotecados a los que se les actualice el interés con el nuevo registro notarán una rebaja notable en el importe de sus cuotas mensuales.

Pongamos, por ejemplo, que tenemos una hipoteca de 150.000 euros a 25 años con un interés medio de euríbor más 1%. Con una revisión anual, las cuotas de este préstamo se abaratarían en unos 10,49 euros mensuales, lo que se traduciría en un ahorro de 125,88 euros durante el conjunto del año. Y con una actualización semestral, el ahorro mensual sería de 23,59 euros, mientras que el de todo el semestre sería de 141,54 euros.

Desde HelpMyCash.com recuerdan, eso sí, que solo podrán obtener esta rebaja aquellos a los que se les revise el interés con el euríbor de octubre. En la propia escritura de la hipoteca debe indicarse esta información.

Préstamos nuevos con tipos bajos

Los que contraten próximamente una hipoteca variable también podrán beneficiarse de los bajos niveles del euríbor, aunque no inmediatamente. Y es que la mayoría de estos productos tienen un interés fijo inicial que se aplica durante los primeros 12 o 24 meses. De todos modos, se espera que este índice se mantenga bajo cero unos años más, así que pasado este período, el tipo que se aplicará será previsiblemente bajo.

En paralelo, es más que probable que la banca mantenga bajos los tipos de sus hipotecas fijas para que los solicitantes las elijan en detrimento de las variables. En estos momentos, podemos encontrar ofertas con intereses fijos a partir del 1% para plazos cortos (de 10 o 15 años) y de menos del 1,50% para plazos de 20 o 30 años.

¿Euríbor negativo hasta más allá de 2030?

Esta apuesta por las hipotecas fijas que están haciendo las entidades no es casual, pues los bancos españoles tienen más que asumido que el euríbor se mantendrá bajo durante mucho tiempo. Son destacables, en ese sentido, las declaraciones del consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, que señaló recientemente que los mercados creen que este índice no volverá a pisar terreno positivo hasta el año 2031.

Desde HelpMyCash.com, sin embargo, aconsejan prudencia a los que quieran contratar una hipoteca variable con un plazo largo, pues es prácticamente imposible saber cuál será la cotización del euríbor dentro de 20 o 30 años. Así, los expertos de este comparador recomiendan calcular previamente a cuánto ascenderían las cuotas si este índice subiera para asegurarse de poder pagarlas sin problemas.