Inmodiario

Ahorro de tiempo y de dinero, entre 100 y 140 euros, para que los proyectos de reactivación económica no demoren su puesta en marcha. Ese es el objetivo de la decisión adoptada por el Ejecutivo andaluz, de aplicar el trámite simplificado de declaración responsable sobre 36 procedimientos que hasta ahora requerían de la preceptiva licencia de apertura de negocio.

Según el Banco Mundial, abrir un negocio en España requiere una media de siete procedimientos y 14 días, frente a los 4,7 trámites y 8,3 días del promedio de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico).

Se trata de procedimientos a actividades que se desarrollan en locales de venta al por menor de una amplia variedad de productos (desde frutas y verduras a carnes y congelados); lavanderías; gimnasios con capacidad máxima para 150 personas; talleres de reparación de vehículos, y lavaderos de vehículos.

La medida, se enmarca dentro de la ley autonómica de reducción de trabas a las empresas y de la adhesión de las entidades locales a la iniciativa estatal 'Emprende en 3', igualmente orientada a agilizar los trámites en la actividad empresarial.

Con la modificación, se cambia el control previo basado en autorizaciones por otro posterior de los requisitos de la normativa aplicable, cuyo cumplimiento declara el promotor bajo su responsabilidad. De este modo, los proyectos beneficiados podrán ponerse en marcha en menos de tres días, con un ahorro de tiempo de hasta seis meses.

Las medidas aprobadas, que inciden especialmente en el ámbito municipal y en las pequeñas y medianas empresas, supondrán facilidades para la rápida contratación con las compañías suministradoras de agua, energía y telecomunicaciones, aspecto fundamental para el inicio inmediato de las actividades empresariales.

Además de la declaración responsable, la ley andaluza de reducción de trabas también recoge otros trámites de competencia autonómica que se sustituyen por una simple comunicación previa o, directamente, por el libre acceso. Todo ello, sumado a las denominadas actividades inocuas incluidas también en la ley, hace que gran parte de las actividades económicas no requieran actualmente licencia previa de apertura en Andalucía.

La declaración responsable y la notificación previa, como fórmulas sustitutivas de la autorización, no suponen una desregulación sino una simplificación administrativa de aquellos procedimientos que requieren de un control preventivo por razones de interés general, protección del medio ambiente o seguridad.