Inmodiario

Madrid. La Industrial, antigua fábrica de hielo en el corazón de Malasaña, abrió sus puertas el pasado día 5 de noviembre. Es un espacio de 400 m2 equipado con todo lo necesario para ayudar al crecimiento y desarrollo de nuevos proyectos, pero sobre todo es un lugar para trabajar a gusto, compartir inquietudes e ideas, conectar con otras personas y fomentar el intercambio y la colaboración.


La Industrial acoge a profesionales liberales, emprendedores, pymes y a todos aquellos que crean en el networking y la innovación colectiva.

Dentro de su plan de actividades adicionales al coworking destaca la colaboración con distintas escuelas para facilitar el emprendimiento y la formación en las áreas de negocio y art & craft. Al mismo tiempo ofrecerá un programa propio de cursos contando con profesionales docentes especializados en diferentes disciplinas del mundo audiovisual y nuevas tecnologías. 

“La reinvención es clave en el concepto de La Industrial. Hay una gran cantidad de profesionales que ante el cambio experimentado en el mundo laboral, con el fin de la época de contratos estables, están deseando emprender un renacer profesional, reciclando conocimientos o bien aventurandose en iniciativas en solitario con sus propios negocios” apunta Jesús Villadóniga, socio fundador.

En La Industrial los trabajadores encontrarán una nueva forma de acercarse al entorno laboral, con un sistema de trabajo basado en estructuras horizontales, colaborativas y solidarias. Una verdadera alternativa a los sistemas de trabajo tradicionales.

Según explica Elena Martínez, socia fundadora  “La Industrial responde a los cambios que está experimentando la sociedad. Se integra en la nueva corriente de pensamiento colaborativo ofreciendo un espacio en el centro de la ciudad para trabajar y establecer relaciones, asesoramiento para aquellos que quieren crear una empresa y herramientas para que lo consigan”