Editor de InmoDiario.
Inmodiario

PARIS, 27 Oct.    Los analistas del banco galo Crédit Agricole auguran una corrección del mercado inmobiliario francés más fuerte de la prevista, sin llegar no obstante a hablar de un 'crack', y vaticinan un descenso del 15% en el precio de la vivienda de aquí a 2009, según un estudio llevado a cabo por la entidad financiera que revela que, desde principios de año, el mercado francés sufre una clara corrección.

   Así, el nivel de ventas ha caído en el primer semestre un 20% mientras que la obra nueva lo ha hecho en un 10% en el primer trimestre y un 28% en el segundo. Los analistas de Crédit Agricole estiman pues que los precios bajarán un 5% en 2008 y un 10% en 2009.

   La situación es mejor en lo que se refiere a la vivienda de segunda mano, donde el volumen de ventas ha retrocedido el 15% en el primer semestre. En todo caso, los precios han experimentado un "frenazo constante" desde 2004, sobre todo el de las casas unifamiliares que han visto reducir el precio una media del 5,9% anual.

   A la inversa, la situación más preocupante es la de la vivienda de nueva construcción, sector en el que las ventas han caído el 34% en un año en el segundo trimestre, tras haber bajado un 28% en el segundo, algo lógico si se tiene en cuenta que los precios no dejan de subir y los potenciales compradores no tienen, según los bancos, la solvencia necesaria para invertir en ladrillo.

   En definitiva, los economistas de Crédite Agricole sostienen que continuará la corrección en el sector inmobiliario francés pero que no se asistirá al "hundimiento" del mercado.