Editor de InmoDiario.
Inmodiario

BRUSELAS, 16 Oct.    El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se entrevistó esta mañana con el primer ministro británico, Gordon Brown, quien le transmitió que España será uno de los países invitados a la conferencia internacional que la Unión Europea pretende convocar para reformar el sistema financiero internacional, según informaron hoy fuentes de Moncloa.

   Zapatero se entrevistó esta mañana durante algo más de media hora con Brown, a petición de éste último, antes del inicio de la segunda sesión de trabajo del Consejo Europeo que se celebra en Bruselas, según las citadas fuentes, que precisaron que la crisis financiera internacional, junto con el problema del empleo, fueron los temas centrales abordados por los dos mandatarios. Además, el presidente del Gobierno aprovechó para invitar a Brown a Madrid, quien aceptó la propuesta, sin que por el momento haya prevista una fecha para la visita.

  Brown subrayó que la crisis actual es "la primera crisis de la globalización" y defendió que como líderes de "partidos de izquierda" tienen que trabajar para "buscar medidas globales que beneficien a los ciudadanos", señalaron las fuentes. En este sentido, y en referencia a la conferencia que la Unión Europea quiere que se convoque a nivel internacional, y para la que buscará el apoyo de Estados Unidos, Brown le transmitió a Zapatero que "España va a ser invitada".

   Asimismo, el primer ministro británico subrayó que se está ante una "oportunidad histórica" de reformar el sistema financiero y existe un "consenso global de que hay que llevarlo a cabo", e indició en que independientemente del formato en el que se celebre dicha reunión internacional, debería tener lugar antes de diciembre.

   Ambos mandatarios expresaron también su "preocupación mutua por la situación inmobiliaria" y en este sentido, Brown indicó a Zapatero que está pensando en la posibilidad de comprar viviendas para dinamizar el mercado y crear un nuevo tipo de hipotecas. El presidente del Gobierno se mostró de acuerdo en la necesidad de dinamizar el mercado, sobre todo porque, dijo, en España tiene un gran efecto en el desempleo.

   El problema del desempleo también es una cuestión que preocupa a ambos,  en particular al presidente del Gobierno, que consideró que es el "problema central de la crisis" y apuntó que España se está viendo muy afectada por la temporalidad. Para abordar esta cuestión, ambos coincidieron en que hay que "buscar medidas y modelos nuevos que incentiven la creación de empleo y una mejor capacitación" de los trabajadores.

   Por último, los dos mandatarios también tuvieron ocasión de intercambiar bromas y de hablar de la situación interna que vive Reino Unido, donde Brown parece estarse recuperando en las encuestas gracias a sus propuestas para hacer frente a la crisis financiera. Según las citadas fuentes, Zapatero bromeó con que "miles de manuales del liberalismo han acabado en la hoguera" con la crisis, mientras que el primer ministro británico se mostró confiado en que si hace una buena gestión de la actual situación económica mejorará su situación interna, tras meses de críticas por parte del Partido Conservador e incluso por parte de algunos miembros del Laborismo.