Inmodiario

Editor de InmoDiario.

La economía española se contraerá un 2,1% en 2009, con una tasa de paro del 16,5%.

   MADRID. Europa necesita cubrirse las espaldas en plena crisis financiera y para ello debería dotarse de un instrumento similar al Fondo de Garantía de Depósitos español, supervisado por el Banco Central Europeo (BCE) y completado con un sistema de regulación común que extienda el vigente de la banca comercial a bancos de inversión e intermediarios financieros.

   Así lo asegura el Informe CESifo 2009 sobre la economía europea, presentado hoy por la Fundación BBVA en un acto en el que estuvieron presentes los autores del trabajo, el profesor y director académico del centro Sector Público-Sector Privado de IESE y colaborador de la Fundación, Xavier Vives, y el profesor de Macroeconomía Aplicada del Instituto Económico Suizo KOF.

   Así pues, el informe insiste en la necesidad de alcanzar acuerdos internacionales para la armonización de la supervisión bancaria. En este sentido, apunta además que los requisitos mínimos de capital propio establecidos por Basilea II "debe ser reconsiderados" para que los accionistas sigan modelos de negocio "más prudentes" y establezcan esquemas de incentivos "más conservadores" para los gerentes bancarios.

   Los autores apuestan también por "modelos de análisis de riesgo apropiados" y por "garantizar la transparencia" con el fin de recobrar la confianza perdida en el sistema financiero internacional. Más concretamente, afirman que "simplemente aumentar el coeficiente de capital propio requerido no es suficiente, pues lo realmente importante es generar un estándar de valoración de activos".

MALAS PERSPECTIVAS PARA ESPAÑA.

   Por otro lado, el informe prevé que la economía española se contraerá un 2,1% en 2009, pero saldrá de la recesión en 2010, con un crecimiento del 0,3%. Sin embargo, el problema del desempleo irá en aumento y se alcanzarán tasas del 16,5% este año y del 17,1% el que viene.

   Estas previsiones son claramente más pesimistas que las ofrecidas por el Gobierno hasta la fecha, que apuntan a una caída del PIB del 1,6% en 2009 y un crecimiento en 2010 del 1,2%, así como tasas de paro del 15,9% y 15,7%, respectivamente.

   Además, el informe revela que la evolución del mercado de trabajo español será la más desfavorable de la UE. En este contexto, aunque el PIB del área comunitaria se contraerá un 1,8% en 2009 para crecer un 0,3% al año siguiente, resultados no muy alejados de los de España, sus tasas de paro para los dos años de referencia serán del 8,5% y 9,1%, respectivamente, muy por debajo de las ratios nacionales.

   Por otro lado, la evolución de los precios en España en estos años irá pareja a la de la UE-27, con incrementos del 1,8% tanto en 2009 como en 2010, frente a la previsión del 1,5% y 1,8% en el ámbito comunitario.

   Frente a este escenario nada halagüeño para España, pero tampoco para el resto de Europa, el informe también apunta que EE.UU. continuará en recesión a lo largo de 2009, con una caída del PIB del 1%. Además, prevé que sólo a finales de 2010 se producirá una "leve recuperación".


Editor de InmoDiario.