Inmodiario

Editor de InmoDiario.

WASHINGTON.  El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, desmintió anoche (madrugada hora española) la existencia de "bandos" en el seno del G-20 y aseguró ser "partidario" de regular el mercado financiero para hacer frente a la crisis económica.

   Después de reunirse en la Casa Blanca con su homólogo brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, el presidente norteamericano aseguró que las supuestas divisiones entre los dirigentes europeos y Estados Unidos respecto a cómo afrontar la situación económica actual no existen.  

   Obama aseguró que se trataba de un "debate falso" y dijo que no había nadie que defendiese con "mayor vigor" que él mismo la necesidad de realizar reformas. "No puedo ser más claro en decir que no hay bandos", aseguró con rotundidad.

   Algunas informaciones apuntaban a que durante la reunión que mantuvieron ayer los ministros del G-20 en Londres los gobiernos europeos habrían defendido como prioridad la regulación de los mercados para hacer frente a la situación, mientras que Washington habría apostado más por un aumento en el gasto público.

 

Editor de InmoDiario.