Editor de InmoDiario.
Inmodiario

PARIS.   El presidente francés, Nicolas Sarkozy, exigirá junto a la canciller alemana, Angela Merkel, que la cumbre del G-20 que tendrá lugar en Londres el próximo 2 de abril sobre la crisis económica internacional adopte "decisiones estructurales".

   "Si no se toman decisiones de esta naturaleza, con la gravedad de la crisis que se encuentra delante de nosotros, la gente se sublevará y tendrá razón", advirtió el mandatario galo durante una entrevista televisada para responder a las inquietudes de los franceses frente a la crisis.

   Asimismo, se planteó la necesidad de revisar el sistema de 'hedge funds', la remuneración de los directivos en las instituciones financieras y los paraísos fiscales. "Queremos resultados", añadió tras avisar de que habrá que "plantear una serie de cuestiones" a países como Andorra, Mónaco y Luxemburgo.

   También confió en que el nuevo presidente de Estados Unidos, Barack Obama, manifieste una "voluntad de cambio" y lidere el cambio. "EEUU son la primera potencia del mundo, pero con los problemas de hoy no van a venir a decirnos que todo va a continuar como antes. No es posible. La gravedad de la crisis debe llevarnos a cambiar profundamente nuestro comportamiento y nuestros métodos de acción", sentenció el presidente francés.

   De paso, anunció que Obama visitará Francia a principios de abril pero no aclaró si será en el marco de los actos del 60 Aniversario de la Alianza Atlántica que tendrán lugar en Estrasburgo o si también visitará París.

   El mandatario galo volvió a arremeter contra el sistema europeo que requiere la unanimidad para rebajar el IVA. "El sistema europeo no es el bueno", dijo, y reclamó un IVA reducido para los productos ecológicos, ámbito en el que dijo contar con el apoyo del ministro de Finanzas alemán.