Inmodiario

La inmobiliaria Nyesa ha llegado a un acuerdo de colaboración estratégica con la cadena hotelera Meliá para abordar proyectos hoteleros en Rusia y Costa Rica. En este sentido, Nyesa tiene previsto desarrollar cuatro proyectos hoteleros urbanos en Rusia (3 en Moscú y 1 en San Petersburgo) y dos hoteles vacacionales en Costa Rica, mientras que Meliá tiene interés en llevar a cabo la gestión de los mismos.

Con este objetivo, ambas empresas han acordado las bases y términos generales sobre los cuales Meliá gestionará los 6 proyectos hoteleros que serán desarrollados por Nyesa en Rusia y Costa Rica.

En relación con los proyectos en Rusia, el acuerdo prevé la suscripción del contrato de gestión del hotel de 100 habitaciones del proyecto inmobiliario Narva Loft en el plazo máximo de 4 meses desde la firma de este acuerdo.

Narva Loft es un proyecto inmobiliario de rehabilitación de un complejo de edificios en Moscú en el que Nyesa está desarrollando 420 apartamentos, 5.000 metros cuadrados de oficinas y 7.000 metros cuadrados de espacios comerciales, así como un hotel de 4 estrellas cuya gestión se llevará a cabo por Meliá, siendo su primer hotel en Rusia. Adicionalmente, se prevé la suscripción de 3 contratos de gestión hotelera en Rusia (2 en Moscú y 1 en San Petersburgo) antes del cuarto trimestre del 2019.

En relación con los proyectos de Nyesa en Costa Rica, el acuerdo prevé la suscripción, también en el plazo máximo de 4 meses, del contrato de gestión de un hotel de más de 200 habitaciones en el Proyecto Finca La Playa, así como de otro proyecto hotelero en el 2020. A este respecto, ya se han iniciado los trámites para el desarrollo del primer proyecto hotelero de la Finca la Playa en Costa Rica y del hotel del Proyecto Narva Loft de Moscú.

Por otro lado, Nyesa, también en Costa Rica, ha vendido al empresario local Humberto Vargas Corrales, propietario de HVC Inmobiliaria, una parte de los terrenos donde se ubica el proyecto La Roca, sito en la provincia de Puntarenas.

El acuerdo alcanza a parcelas con una extensión de 140 hectáreas, por lo que, Nyesa mantendría la propiedad de parcelas con una extensión total de 84 hectáreas.

El importe de la operación se ha cerrado en 24,5 millones de dólares. Nyesa ya ha recibido 500.000 dólares y, en el momento de formalización de la compraventa -como muy tarde, el próximo 28 de agosto- recibirá 21,98 millones, quedando los 2 millones restantes pendientes de pago antes del 25 de noviembre.

El acuerdo contempla cláusula penalizadora, por 5 millones de dólares, en caso de incumplimiento de la parte compradora, así como todas las cantidades desembolsadas por el comprador. Adicionalmente, el acuerdo prevé que el comprador asuma los costes de parte de la actual financiación de terceros existente en Costa Rica hasta el momento de la formalización de la compraventa, que ascienden a un importe aproximado de 700.000 dólares.

  • Tags