Inmodiario

La Comisión Europea ha comunicado a España la relación de proyectos aprobados inicialmente para recibir ayudas de la convocatoria CEF 2016. En total, se han aprobado 17 propuestas que recibirán ayudas por valor de 81,3 millones de euros. Estos proyectos seleccionados, algunos de ellos compartidos con otros países, suponen una inversión en España de 198,3 millones de euros.

Las ayudas serán aprobadas definitivamente en el Comité CEF que se celebrará en Bruselas el próximo 6 de julio. Cabe recordar que en las dos convocatorias anteriores del CEF en el actual marco la Comisión ha otorgado un total de 890 millones de euros para inversiones en España de un total de 9.500 millones de euros aprobados para toda Europa.

El pasado 13 de octubre se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) la convocatoria de ayudas del mecanismo "Conectar Europa" (CEF) para el desarrollo de la Red Transeuropea de Transporte. La convocatoria, correspondiente al periodo 2014-2020, está dotada con más de 840 millones de euros para todos los países de la Unión.
Las ayudas a los proyectos que se presentan al mecanismo "Conectar Europa" se otorgan en competencia entre las diferentes solicitudes concurrentes. Se pueden presentar instituciones o empresas establecidas en cualquiera de los países de la Unión Europea, bien de manera individual o en grupo, así como determinadas organizaciones internacionales relacionadas con el sector de las infraestructuras y el transporte.
Todas las solicitudes han contado expresamente con la conformidad del respectivo Gobierno del Estado miembro de la Unión en el que radiquen las instituciones o empresas solicitantes. En España corresponde dar esa conformidad al Ministerio de Fomento.

El Mecanismo Conectar Europa permite la preparación y ejecución de proyectos de interés común, en el marco de la política de las redes transeuropeas en los sectores del transporte, las telecomunicaciones y la energía.

En particular, el MCE apoya la ejecución de los proyectos de interés común encaminados al desarrollo y construcción de infraestructuras y servicios nuevos o a la mejora de infraestructuras y servicios existentes en los sectores del transporte, las telecomunicaciones y la energía. Dará prioridad a los enlaces inexistentes en el sector del transporte. Además, el MCE contribuye a apoyar proyectos con valor añadido europeo y ventajas sociales significativas, que no reciban financiación adecuada del mercado.