Editor de InmoDiario.
Inmodiario

SANTANDER, 9 Dic.    El ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato, advirtió hoy de que cualquier país, --sea emergente o desarrollado, tenga una moneda débil o fuerte--, que mantenga un déficit por cuenta corriente superior al 5 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) acabará entrando en recesión. Se trata, según dijo, de "una lección" que "se debe aprender" de la actual crisis, que supone uno de los cambios "más bruscos y súbitos" de la economía mundial.

   Igualmente, se refirió a las políticas proteccionistas no sólo como una estrategia para salir de la coyuntura económica sino como el "riesgo más importante" ya que "pueden convertir la crisis en recesión".

   Además, consideró que las distancias que separan los países emergentes de los desarrollados o industrializados son "mínimas" por lo que "el mundo se juega" en esta crisis es "un fracaso muy importante"· "Los países emergentes tienen mucha importancia para todos nosotros", subrayó, al tiempo que insistió en que el crecimiento de la economía mundial va a depender de estos países que se han convertido en "un punto de referencia".

   Rodrigo Rato se pronunció en estos términos a propósito de su intervención en el foro empresarial '¿Cómo afrontar la crisis económica?', organizado por CEOE-Cepyme Cantabria y que se desarrollará hoy, martes 9, y mañana, miércoles día 10, en Santander.

   En el foro, --que contará con la participación del presidente de Petronor, Josu Jon Imaz, y el ex ministro de Economía y Hacienda, Carlos Solchaga, entre otros--, Rato abogó por corregir el desequilibrio entre las diferentes monedas.

   También se refirió a la inversión pública como otro de los instrumentos que los gobiernos "pueden y deben" ejercer para paliar los efectos de la crisis y salir cuanto antes de ella. Sin embargo, en su 'Análisis de la situación económica mundial y reformas de futuro' señaló que esa inversión pública "requiere ejecución" de ahí que la capacidad de ejecución de las administraciones públicas "va a ser testada", advirtió.

   Respecto a las políticas fiscales, el ex presidente del FMI indicó que éstas necesitan un diseño "muy cuidadoso" así como "cierta temporalidad".

   En cuanto a la actual coyuntura económica, recordó que se inició en primavera de 2007 con la crisis crediticia de Estados Unidos que ha tenido su "impacto" en la economía real a partir de septiembre de 2008.

   Tras destacar que la intervención del estado en la economía es algo que "no se veía en décadas", Rato opinó que la inyección de liquidez en Norteamérica ha sido "muy importante" aunque no ha conseguido sin embargo estabilizar la situación.

   También consideró que con un dólar más estable en el primer semestre de 2008, la inflación no hubiera sido tan elevada, lo que a su vez hubiera permitido acercarse al momento "álgido" de la crisis en "mejores condiciones".

CONFIANZA

   Tras estimar que la transparencia en las actuaciones va a tener "un papel determinante" en el futuro, Rodrigo Rato apuntó a la pérdida de confianza como uno de los factores más importantes que se han sumado a la crisis de la economía real.

   Esta misma idea fue subrayada por el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, para quien "si la desconfianza financiera no desaparece del todo, no hay solución posible".

   En este sentido, el jefe del Ejecutivo regional hizo un llamamiento a la confianza de la gente que, en su opinión, está "sumergida" en un situación "de pánico".

   Una vez recuperada la confianza, indicó, los empresarios afrontarán la situación "con más optimismo" y las administraciones podrán utilizar la "palanca" de la inversión pero "sin acudir al endeudamiento extremo". Precisamente, la receta del presidente cántabro para salir de la crisis pasa por "la inversión pública, no gasto público", matizó.

   En cualquier caso, Revilla defendió que la coyuntura actual "puede venir bien" para "poner el reloj en hora" a la economía española. Con todo ello, deseó que dentro de un año se pueda hablar de recuperación económica y de que la crisis ha tocado fondo.

   En la inauguración del foro de CEOE-Cepyme también intervinieron el presidente de la institución, Miguel Mirones, la vicepresidenta cántabra, Dolores Gorostiaga, y el alcalde de Santander, Iñigo de la Serna.

FORO

   Con el foro '¿Cómo afrontar la crisis económica?' la patronal cántabra pretende dar respuestas a los empresarios acerca de cómo afrontar las situaciones de crisis, facilitar, las herramientas, gestiones, estrategias, internacionalización, etc.

Los ponentes expondrán su visión a los empresarios cántabros, que también participarán en los distintos talleres prácticos y jornadas sobre gestión empresarial, comercio exterior e innovación programados.

   CEOE-Cepyme Cantabria ha contado para la realización de encuentro empresarial con la colaboración del grupo Sodercan la Consejería de Economía del Gobierno de Cantabria y la Consejería de Industria.