Inmodiario

Madrid. Ikea, la multinacional sueca de distribución de muebles y menaje, sigue dándole vueltas a la diversificación de su principal actividad. La pasada primavera ya anunció su entrada en el negocio inmobiliario con el proyecto Strand East, un barrio para 6.000 habitantes al este de Londres, con la construcción de 1.200 viviendas, un hotel de 350 habitaciones, 45.000 metros cuadrados de oficinas, así como tiendas y restaurantes.

Pues bien, ahora insiste en otro nicho del mercado inmobiliario, como son los hoteles ‘low cost’. Hasta un centenar de establecimientos a precio asequible tiene previsto abrir en Reino Unido, Países Bajos, Alemania y Polonia, donde Ikea ya está activo en otros segmentos inmobiliarios.

Ha visto el nicho de mercado que rápidamente se está extendiendo por toda Europa y quiere participar de lleno del negocio. Basta darse una vuelta por el centro de las grandes ciudades del Viejo Continente para ver cómo han proliferado este tipo hoteles. Ahí está, por ejemplo, la marca Chic & Basic en Madrid y Barcelona, o Motel One, que cuenta con 39 hoteles en Alemania y espera abrir sucursal en Edimburgo y en Londres.

Lo que no llevarán estos establecimientos será la ‘marca Ikea’, ya que será un gestor especializado en este mercado el que se encargue de su explotación, quedando la multinacional como simple propietario del negocio.

El primero de estos hoteles abrirá sus puertas en Alemania y proseguirá su rápida expansión entre 2012 y 2013 por el resto de los países donde Ikea ya está asentada como promotor inmobiliario, para lo que mantiene avanzadas conversaciones con operadores que se hagan cargo de la gestión.

Tras la construcción residencial y, ahora, el mercado hotelero ‘low cost’, la multinacional sueca está considerando adentrarse también en la construcción de residencias estudiantiles próximas a los campus universitarios europeos, aunque, en este caso, se trate de momento de un simple proyecto.