Inmodiario

Santiago de Compostela. El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, se ha reunido con el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, y con el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, para firmar un protocolo de colaboración de cara a trasladar las oficinas del exterior a los espacios institucionales que posee el Gobierno, una medida que, según adelantó el mandatario gallego, permitirá ahorrar alrededor del 66% de los costes, evitar duplicidades y mejorar la efectividad del gasto público.

“Tomamos la decisión de trasladar la oficina de París, de Berlín y de Estambul a las instalaciones del ICEX (Instituto Español de Comercio Exterior) o de las embajadas, en función de la disponibilidad logística, y en función de la disponibilidad de espacio”, concretó Feijóo en la rueda de prensa posterior a la firma, asegurando que “vamos a proseguir por esta vía” porque, dijo, “es evidente que tenemos un ahorro de costes importante”.

A este respeto, indicó que, tanto en Shanghai, como en Berlín, como en Moscú, el ahorro de costes es del 66%, por lo tanto, los empresarios gallegos, las cámaras de comercio gallegas y la Administración autonómica gallega pagarán dos tercios menos por sus instalaciones, modestas, pero instalaciones, en las oficinas que veníamos ocupando, y que ahora ocuparemos en instalaciones del ICEX o de la embajada.

Feijóo recordó que esta es la primera vez “que tenemos una oferta del Gobierno de España para ubicar las oficinas” en sus sedes exteriores, oficinas que, recordó, “no son producto exclusivamente del presupuesto autonómico, sino que las oficinas comerciales que tiene Galicia son producto de una alianza entre los empresarios gallegos, las cámaras de comercio gallegas y la Xunta de Galicia, por lo tanto, es una oficina cofinanciada con fondos privados y con fondos públicos. Y, dado que tenemos la oferta formal, tanto del Ministerio de Economía como del Ministerio de Asuntos Exteriores, pues vamos a utilizar, sin ninguna duda, los espacios y las instalaciones del Gobierno español para ahorrar, para disminuir, para evitar duplicidades y para mejorar la efectividad del gasto público”, aseveró al respeto.