Inmodiario

Londres. El alcalde de Londres, Boris Johnson, y la Corporación Legacy han dado un paso adelante para fijar el destino que se dará a las instalaciones olímpicas una vez finalizados los Juegos que se inauguran el próximo 27 de julio.

Así, se ha adjudicado a iCity, al ser la única oferta presentada, el Centro de Prensa y los Centros de Difusión, de cara a ejecutar un nuevo centro de referencia para la tecnología, el diseño y la investigación con el potencial de generar más de 4.000 puestos de trabajo. El centro digital se complementa con un centro de conferencias y una plaza peatonal para la transmisión de grandes eventos deportivos, junto con cafés, restaurantes y bares.

Durante los Juegos, el centro de prensa y los centros de difusión albergarán 20.000 periodistas. Posteriormente, el Centro de Difusión ofrecerá 95.000 metros cuadrados de oficinas repartidos en cinco plantas y 575.000 metros cuadrados de espacio comercial. El Centro de Prensa, por su parte, habilitará 317.000 metros cuadrados de oficinas y usos comerciales en la planta baja.

En cuanto al estadio, y una vez finalizado la prórroga otorgada para presentar ofertas, la Corporación ha revelado la existencia de cuatro ofertas. Las del equipo de fútbol West Ham United, los Servicios de Transporte Inteligente en asociación con la Fórmula Uno, UCFB Colegio de Fútbol de Empresas y el Oriente Leyton. Las cuatro serán evaluadas para asegurar que cumplen con los requisitos para participar en la licitación y, a partir, de ahí, se decidirá quien se queda con esta instalación deportiva. El objetivo de las autoridades deportivas británicas es convertir el recinto en el nuevo hogar del atletismo del Reino Unido, que acogerá en 2017 el Campeonato Mundial de Atletismo.

El Consejo también abordó el proceso de licitación para elegir al promotor encargado de desarrollar el nuevo barrio que se va a acometer en el Queen Elizabeth Parque Olímpico. Será elegido la próxima semana con el objetivo de que se ponga a trabajar inmediatamente después de que terminen los Juegos, con el objetivo de que las primeras viviendas estén finalizadas a finales de 2014.

Tras la reunión, el alcalde Boris Johnson señalaba que resultaba alentador comprobar como el futuro de seis de las ocho instalaciones Olympic Park ya está asegurado, de cara a que los londinenses tengan nuevas oportunidades y se creen puestos de trabajo.