Inmodiario

Nueva York. El principal rascacielos del nuevo World Trade Center (WTC) de Nueva York costará más de 3.800 millones de dólares (unos 2.900 millones de euros), cantidad que lo convierte en el edificio de oficinas más costoso del mundo. El aumento en el importe del rascacielos, que se levanta en el mismo lugar donde estuvieron las Torres Gemelas hasta los atentados del 11 de septiembre de 2001, se debe al periodo en el que la construcción del edificio estuvo a cargo de la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey.

La obra estará terminada el próximo año y su costo la convertirá en el rascacielos más caro de Estados Unidos debido en parte, a las extremas medidas de seguridad que tendrá como por ejemplo, el revestimiento de concreto y metal en el hueco de los ascensores.

Hasta ahora, los propietarios del edificio ya tienen apalabrado un gran inquilino que ocupará varias plantas del edificio y se trata de la editorial Condé Nast, propietaria de publicaciones como ‘The New Yorker’ y ‘Vanity Fair’.

La reconstrucción de la llamada ‘zona cero’ de Nueva York se retrasó varios años debido a las discrepancias entre la Autoridad Portuaria y el promotor inmobiliario Larry Silverstein, quien había alquilado el complejo de edificios por 99 años apenas seis semanas antes de los ataques. Además, habrá que esperar hasta 2014 para ver terminado el intercambiador de transportes diseñado por el español Santiago Calatrava que costó 3.400 millones de dólares.