Editor de InmoDiario.
Inmodiario

PEKÍN, 10 Nov. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Débora Altit) -


   La Bolsa china cerró hoy con una subida del 7,27%, el mayor aumento registrado desde septiembre, después de que el Gobierno diera a conocer ayer su plan de invertir 4 billones de yuanes (cerca de 460.000 millones de euros) para impulsar el consumo interno y bloquear una posible ralentización de la economía.

   Así, el Índice Compuesto de la Bolsa de Shanghai cerró hoy a 1.874,80 puntos, es decir, 127,09 puntos por encima del cierre de la última sesión. El número de empresas que cotizan en yuanes con ganancias fue de 932, frente a tan sólo 7 con pérdidas; 130 de las compañías alcanzaron unas subidas bursátiles del 10%.

   El mercado de Shenzhen, de menor tamaño, clausuró la jornada con un crecimiento del 6,50%, al cerrar con 6.127,12 puntos (o 374,03 más que el viernes).

   La facturación combinada alcanzó los 78.636 millones de yuanes (8.970 millones de euros).

   El plan anunciado ayer, sobre cuya existencia ya se había rumoreado durante la semana, incluye también medidas como "relajar moderadamente" la política monetaria, rebajando posiblemente los tipos de interés.

   "Con el agravamiento de la crisis financiera global en los últimos dos meses, el Gobierno debe adoptar políticas macroeconómicas flexibles y prudentes para afrontar la compleja y cambiante situación", señalaba ayer el comunicado difundido por la agencia oficial  Xinhua.

   La inversión de 4 billones de yuanes prevista equivale a un quinto del Producto Interior Bruto de China el año pasado, y será destinada a diez sectores (además del financiero, el energético, la agricultura, el medio ambiente o la innovación en tecnología, entre otros) a lo largo de los dos próximos años.

   No obstante, los analistas advierten de que la Bolsa no se mantendrá estable hasta que pasen varios meses y los inversores comprueben que, efectivamente, la economía se está recuperando. Los índices por encima de los 2.000 puntos, señalan, aún están muy lejos.