Inmodiario

Madrid. Acciona Energía ha iniciado la construcción del parque eólico de Golice, el primero que la compañía instala en Polonia. Con una potencia de 38 MW, supone una inversión aproximada de 223 millones de zlotys  (57 millones de euros al cambio actual) y generará energía limpia equivalente al consumo de unos 40.000 hogares polacos. El parque supone la incorporación de un nuevo país –el decimotercero– al listado de los que cuentan con instalaciones operativas en renovables propiedad de la compañía.
 
La construcción de Golice permitirá a Acciona Energía tomar posiciones en el sector eólico polaco, que viene registrando significativas tasas de crecimiento. En 2010, la potencia eólica instalada en el país se incrementó un 53%, hasta alcanzar los 1.107 MW acumulados.

El parque de Golice entrará en servicio a finales de 2011 y contribuirá al cumplimento de los objetivos fijados por el Gobierno polaco en materia de cambio climático, al evitar la emisión de 77.625 toneladas anuales de CO2 a la atmósfera.

El sistema energético de Polonia es fuertemente dependiente de los combustibles fósiles –en particular del carbón, que aporta el 92% de la producción eléctrica y el 55% de la energía primaria–, pero el país se ha marcado como objetivo generar el 15% de su demanda eléctrica con fuentes renovables para el año 2020.

El parque de Golice estará situado en el término municipal del mismo nombre, en la provincia de Lubuskie, al oeste del país, una zona con destacado potencial eólico, próxima a la frontera con Alemania. Constará de 19 aerogeneradores de 2 MW de potencia unitaria, lo que totaliza 38 MW de potencia total. El proyecto contará con la co-financiación de los Fondos de Cohesión de la Unión Europea.

Acciona cuenta en Polonia con una presencia consolidada en el campo de las infraestructuras, donde opera desde 1999 a través de su filial Mostostal Warszawa, una de las principales constructoras del país. Especializada en la ejecución de puentes, obra civil y edificación, esta compañía construye actualmente el nuevo puente sobre el río Odra, que formará parte de los diez puentes atirantados de hormigón más grandes del mundo, además de otras obras destacadas a lo largo del país.