Inmodiario

El Gobierno de la Generalitat de Cataluña ha resuelto establecer una moratoria en el pago del alquiler para todos los arrendatarios de viviendas y locales comerciales, que sean personas físicas, del parque de vivienda administrada por la Agencia de la Vivienda de Cataluña.

Esta medida quiere proteger las familias con menos recursos ante la situación de excepcionalidad y emergencia provocada por la pandemia del coronavirus, reduciendo el impacto económico que puedan tener.

Se calcula que esta moratoria, que se alargará mientras dure la situación de excepcionalidad, podrá beneficiar más de 20.000 familias.

Así, se suspende la facturación correspondiente al mes de abril de los contratos de alquiler incluidos en esta medida.

Las rentas no satisfechas mientras dure la moratoria, se facturarán de manera prorrateada durante 12 meses, en los sucesivos recibos mensuales una vez acabada la situación de excepcionalidad.

En el caso de que el estado de excepción se alargara más allá del mes de abril y, en función de cómo evolucione la pandemia y de qué sea la situación social y económica que se derive, se detallará el despliegue de esta medida por el resto de las mensualidades y como se fraccionará el retorno de estas rentas.

Del mismo modo, una vez pasada la situación de excepcionalidad, se analizará si hay situaciones de vulnerabilidad sobrevenida para las cuales haya que impulsar nuevas medidas.

La media de los alquileres del parque de vivienda de la Generalitat se sitúa en los 166 euros mensuales. En total, la moratoria en el pago de los alquileres tendrá un valor de más de 3 millones de euros mensuales.

La Generalitat de Cataluña también ha reclamado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que implante medidas para facilitar el abono mensual del alquiler, ya que el impago de las rentas es el principal motivo de desahucio.