Inmodiario

El vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática de la Generalitat Valenciana, Rubén Martínez Dalmau, ha anunciado que la Generalitat "ya dispone de las primeras 37 viviendas que forman parte del convenio con Criteria Caixa y que se destinarán a familias en situación de vulnerabilidad".

Martínez Dalmau ha hecho estas declaraciones tras la reunión mantenida con directivos de CriteriaCaixa, concretamente con el consejero delegado de InmoCaixa, Oscar Carpio, la directora de la Asesoría Jurídica, Rosa Villar, y el director de Alquiler Activos Sociales, Carlos Bonavia.

"Hemos arrancado el convenio firmado por el cual se van a poner a disposición de los ciudadanos centenares de viviendas", ha asegurado el vicepresidente. Estos primeros 37 pisos están ubicados "en lugares tensionados" como Ontinyent, Crevillent y Borriana.

Para Martínez Dalmau, se trata de un convenio "importante" porque es "el primero de una relación que queremos que sea fluida con aquellas entidades bancarias que tienen casas que se podrían poner a disposición de la gente".

En ese sentido, ha asegurado que la Generalitat "debe tender la mano a la colaboración con los tenedores de viviendas para poder ampliar el parque público" y que las personas "tengan un derecho más y mejor regulado sobre la vivienda".

Esta reunión responde al convenio de colaboración firmado entre la Generalitat y CriteriaCaixa y que supone la cesión a la Conselleria de centenares de viviendas a lo largo de la Comunitat para alquiler a precio reducido y atender las emergencias habitacionales que surjan.

Principales puntos del convenio

El convenio establece que CriteriaCaixa cede en usufructo a la Entidad Valenciana de Vivienda y Suelo (EVha) viviendas distribuidas en distintos municipios, recibiendo en contraprestación un precio fijo mensual por cada una de ellas adaptado a las circunstancias del inmueble.

Posteriormente, EVha arrendará estas viviendas a particulares con precios asequibles, por un máximo de 180 euros mensuales, más gastos, en función de los ingresos del arrendatario.

Las viviendas que entregará CriteriaCaixa deberán cumplir las condiciones de habitabilidad, sin que tengan que ser reparadas por parte de EVha. Para controlar este requisito, se realizará una inspección previa que valore la situación de los inmuebles. Al menos un 50% de las viviendas deberán encontrarse vacías en el momento de la cesión.

CriteriaCaixa también podrá ceder viviendas en las que actualmente residan personas que se encuentren en determinados supuestos: antiguos deudores hipotecarios en proceso de desahucio; personas con impagos de alquiler o les haya expirado el contrato; ocupaciones en precario o ilegales; otras situaciones similares.

En estos casos, EVha pagará 75 euros mensuales por vivienda e intentará regularizar la situación de esas personas mediante la transformación de un alquiler social, que se adapte a su situación socioeconómica, evitando así un potencial lanzamiento judicial.

La localización de las viviendas se distribuirá por todo territorio valenciano, en aquellos núcleos urbanos considerados preferentes por la Generalitat.

El convenio tendrá una vigencia de cuatros años, prorrogables a un máximo de dos años más. Además, contará con una comisión de seguimiento y control con tres representantes de la Generalitat y Criteria Caixa.