Inmodiario

La Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática de la Generalitat Valenciana ha puesto en marcha, a través de la Entitat Valenciana d'Habitatge i Sòl (EVha), el 4º Plan de Alquiler Asequible.

La aprobación de este plan supone la reducción de los alquileres de las viviendas propiedad de EVha en función de las circunstancias económicas de cada familia, estudiando caso por caso. Esta reducción está basada en función de los ingresos de la unidad familiar, números de miembros que la integran y la zona geográfica de la vivienda.

La reducción del alquiler tendrá validez durante un año como máximo a contar desde el lunes 1 de julio y, cualquiera que sea la fecha posterior de concesión, su aplicación no podrá exceder al 30 de junio de 2020, fecha límite de aplicación de este 4º plan.

Al igual que ocurrió en el tercer Plan de Alquiler Asequible, este cuarto incorpora los criterios que establece la Ley por la Función Social de la Vivienda impulsada por la Conselleria de Vivienda e introduce un procedimiento aún más favorable a los inquilinos de viviendas protegida, ajustando en cada momento las rentas a la situación concreta de cada familia y teniendo en cuenta los cambios que se produzcan.

El vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau, ha destacado el éxito de los anteriores Planes de Alquiler Asequible y "la necesidad de continuar con una medida que facilita el acceso a las viviendas a familias que no pueden encontrar una casa en condiciones en el mercado actual inmobiliario".

Martínez Dalmau ha alabado el gran impulso que la vivienda protegida ha tenido en los últimos cuatro años y ha apostado por una continuidad a través de la adopción de nuevas medidas que propicien la ocupación gradual de los inmuebles de la Generalitat que tenía vacíos.

En este 4º Plan, las reducciones en el alquiler no podrán suponer en ningún caso más del 40% del importe de la renta anual por el arrendamiento de su vivienda habitual de EVha, con un límite máximo de 2.880 euros al año por inmueble.

Además, para acceder a las ayudas, la unidad de convivencia deberá acreditar unos ingresos equivalentes como mínimo a 0,3 veces el IPREM - Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples.