Contenidos Notas de Prensa Vídeos
Bienvenido al nuevo buscador de InmoDiario. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • En un solo Click publica en los mejores portales y Apps de clasificados e inmobiliarios
  • ¿Listo para comenzar?
  • Los temas más candentes, los líderes y las principales empresas del sector inmobiliario. Participe
  • InmoDiario

    Casi el 43% de la población de la ciudad de Barcelona y del conjunto de su área metropolitana, que vive en viviendas de alquiler, destina más del 40% de sus ingresos a pagar la cuota, lo que supone la tasa más alta de Europa, donde la media de la UE es del 27,9%. Son datos que aparecen en el primer informe del Observatorio Metropolitano de la Vivienda de Barcelona (OHB), impulsado por el Ayuntamiento de Barcelona, el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), la Diputación de Barcelona y la Generalitat.

    Esto supone que 300.000 personas en el área metropolitana de Barcelona tienen un sobreesfuerzo a causa del pago del alquiler, que según la presidenta del OHB Carme Trilla, provoca que estas familias estén "más cerca de una situación de riesgo" y que puede peligrar su pago de la vivienda.

    Esta cifra, que corresponde al 2016, ha aumentado en los últimos años, ya que en 2011 el porcentaje de personas que destinaban más del 40% de sus ingresos a pagar el alquiler en Barcelona era del 34,7% y en el conjunto metropolitano del 38,8%.

    Este porcentaje disminuye en el caso de las personas que tienen una hipoteca -en Barcelona es del 17,2% y en toda el área metropolitana del 21,3%-, y ha disminuido en los últimos años, lo que supone que actualmente el 15,6% de la población del área metropolitana vive en viviendas que le suponen un coste superior al 40% de sus ingresos independientemente del tipo de tenencia.

    La presidenta del OHB ha señalado que estas cifras no son tan altas como en los años de la burbuja inmobiliaria, pero que siguen siendo "tasas fuera de lo soportable para muchas familias" y ha advertido de que en las viviendas de alquiler es donde están empeorando más las dificultades de acceso a la vivienda.

    El informe muestra también que el parque de alquiler ha disminuido desde 2011, especialmente la del alquiler indefinido que se sitúa en el 2%, y Trilla ha expresado su preocupación por esta cifra, ya que cree que "la población cada vez está más desprotegida porque va desapareciendo el alquiler indefinido".

    El documento evidencia asimismo que los precios de la vivienda han aumentado en los últimos años y Trilla ha alertado de que es un incremento que "preocupa pero aún no son los crecimientos" que había durante la burbuja inmobiliaria.

    En Barcelona, el precio de la vivienda entre 2014 y 2017 ha aumentado en todos los ámbitos, pero destaca el incremento del 43,1% en las viviendas de segunda mano y del 28,7% en las de alquiler.

    De esta manera, el precio medio de la vivienda en la ciudad es de 3.974 euros por metro construido en las viviendas de obra nueva, 3.891 en las de segunda mano y el alquiler mensual es de 903,40 euros, mientras que en el conjunto del área metropolitana es un poco inferior.

    Trilla ha asegurado que se está alcanzando el techo del mercado, ya que "el grueso de la demanda no encuentra el producto que busca" por los altos precios de la oferta y ha rechazado que la solución sea el realquiler de habitaciones o compartir vivienda.

    Además, el informe señala varias consecuencias que tiene este aumento de los precios y la dificultad de la población de acceder a la vivienda, como el aumento de la desigualdad residencial; el descenso de la emancipación de los jóvenes; desahucios, principalmente en el ámbito del alquiler; aumento de personas mal alojadas y de solicitudes de servicios sociales; la gentrificación, y el aumento del fenómeno multihogar, entre otros.

    Otra de las cifras destacadas del informe es que en los últimos años hay una tendencia de disminución de la tasa de contención de Barcelona, es decir, que está aumentando la población que cuando cambia de residencia se traslada a otro distrito de la ciudad o a otro municipio del área metropolitana.

    El OHB ha hecho algunas recomendaciones a las administraciones públicas para mejorar la situación de la vivienda, como combinar acciones para paliar las emergencias actuales con acciones estructurales, utilizar la planificación urbanística como un instrumento más, e incrementar el parque de vivienda destinado a políticas sociales, entre otras.
    Colau ha agradecido el trabajo al observatorio y ha manifestado la necesidad de abordar la cuestión de la vivienda conjuntamente con todas las administraciones: "Difícilmente haremos políticas eficaces si hacemos políticas municipales. La ciudad real es la metropolitana".

    El secretario de Vivienda de la Generalitat, Carles Sala, se ha sumado a las críticas a las políticas del Gobierno y ha lamentado que la capacidad de influencia de la Generalitat "está claramente limitada, a veces, intencionadamente influenciada a través de los planes estatales de vivienda".

    En un solo Click publica en los mejores portales y Apps de clasificados e inmobiliarios
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar