Inmodiario

Madrid. Ante las medidas anunciadas y aprobadas en el último Consejo de Ministros, Alquiler Seguro considera que el Gobierno se toma en serio el mercado del alquiler, como una opción real, pero el paquete de medidas anunciado por la Ministra Ana Pastor, “son claramente insuficientes y en muchos apartados pueden ser incluso medidas negativas tanto para arrendadores como para arrendatarios”, señalan desde Alquiler Seguro.

Las medidas comentadas punto a punto por Antonio Carroza, Consejero Delegado de Alquiler Seguro:

Prórroga obligatoria de 5 años a 3, prórroga tácita de 3 a 1 año.

“Creemos que esta medida de acortamiento de los plazos, puede suponer una erosión en la estabilidad del arrendatario”. “Para nosotros la mejor medida y por lo que abogamos es la libertad en la negociación de las partes, puesto que el acceso al alquiler se produce por diversas necesidades que van desde los estudiantes hasta las familias que necesitan una estabilidad a largo plazo”.

La actualización de la renta podrá ser pactada.

“Aplaudimos la desvinculación de la actualización de la renta con el IPC, puesto que el IPC no era el índice válido para los alquileres y no tenía sentido su vinculación”. “En un mercado maduro con libre acceso a la información, existen indicadores que muestran, o mostrarán en un futuro inmediato, la realidad del mercado del alquiler y su variación real de precios”.

El propietario podrá recuperar la vivienda para residencia habitual con un preaviso de 2 meses.

“Este cambio puede interpretarse como una erosión en la estabilidad del inquilino. Si partimos de un escenario en el que un arrendador recibe puntualmente sus rentas y posee suficiente seguridad jurídica para recuperar su inmueble en caso de impagos, es improbable que ante una nueva necesidad habitacional imprevista, renuncie a la rentabilidad de su arrendamiento”, señala Carroza.

El inquilino podrá dejar la vivienda avisando con un mes de antelación durante cualquier momento del contrato.

“Un preaviso de un mes lo único que va a hacer es que a la hora de alquilar su piso, el propietario suba el precio para amortizar la inversión que ha hecho en su vivienda”. “Nosotros consideramos que la flexibilidad de la vinculación del contrato es algo personal y de libre negociación entre las partes”.

 Agilizar los desahucios. Se habilitan 10 días para que el arrendatario pague la deuda contraída.

“Se ha presentado como nueva una medida que está en vigor desde el 30 de octubre de 2011. De todas formas aplaudimos cualquier medida que trate de reducir los plazos procesales, no obstante, como en reformas anteriores, si no vienen acompañadas de una mayor dotación de medios a la administración de justicia, no tendrá efectos perceptibles, y mucho menos se trata de un desahucio exprés en 10 días”

Inscripción en el registro de la propiedad.

“La flexibilidad que demanda el alquiler es incompatible con el concepto actual de Registro. Puede darse la paradoja de que un inquilino notifique su intención de rescindir el contrato, según las medidas adoptadas en esta reforma, y que este se encuentre en el Registro pendiente de despacho aún. Abogamos por una canalización y un control del contrato a través de un censo, adaptado a las tecnologías disponibles en el siglo XXI”.

 Impulsar las SOCIMIS.

"siempre hemos defendido el papel de las SOCIMIS para dinamizar el mercado del alquiler”. Apostamos por beneficios fiscales a estas entidades, siempre que sus inversiones sean a largo plazo y con un destino claro, potenciar el alquiler.

“Por eso vemos que estas medidas están encaminadas a dar salida al patrimonio inmobiliario de los bancos, alterando así la base de estas entidades y redirigiendo los esfuerzos a retomar la compraventa como modelo principal en el mercado inmobiliario”.