Inmodiario

Madrid. “La clave para salir de la crisis inmobiliaria pasa por entender que el uso de la vivienda debe ser destinado a solucionar las necesidades habitacionales y dejar de ser un producto financiero”, destacó Antonio Carroza, Consejero Delegado de Alquiler Seguro, en la sesión de apertura de la Conferencia Inmobiliaria Madrid 2012.

Antonio Carroza explicó las alternativas que existen para dar salida al stock inmobiliario que tenemos en estos momentos: “Intentar venderlos (opción complicada por la pérdida de valor y restricción del crédito); regalarlos; derribarlos; transformarlos en vpo de alquiler con dinero público, con lo que no estamos de acuerdo; o destinarlos al alquiler, que es la mejor opción”.

Para el Consejero Delegado de Alquiler Seguro “el reto hoy día está en determinar el uso apropiado que deben tener las viviendas del stock inmobiliario, es decir, probablemente tengan que ser derribadas una parte de las viviendas que fueron construidas sólo para ser un producto financiero y no para vivir en ellas. Y aquella parte del stock que puedan ser destinadas a su uso como vivienda, la única opción que nos queda es destinarlas al alquiler. El alquiler se presenta como la opción más lógica para movilizar ese stock y cumplir, al mismo tiempo, la demanda real de vivienda”.

Alquiler Seguro apuesta por un cambio de paradigma, donde la vivienda se adapte a las necesidades reales de la sociedad actual. Ese modelo es la vivienda en alquiler que da solución a la movilidad geográfica, las necesidades habitacionales, y  sobre todo, a la emancipación de los jóvenes, pasando por una modernización de nuestra sociedad y acercamiento con los modelos europeos, donde la media de viviendas en alquiler en la UE es de un 37% y en Alemania es más de un 60%.