Inmodiario

  • Nota de Prensa

Hutz & Posner, empresa dedicada a la búsqueda, selección e identificación de talento para posiciones de alta dirección y mandos intermedios, ha revelado las conclusiones de su último estudio, en el que analiza la situación actual y perspectivas a corto plazo referentes a salarios manejados con personal expatriado por las compañías internacionales constructoras y EPC en los sectores de Ductos y Plantas industriales en América, Europa y Golfo Pérsico.

Las conclusiones del estudio están basadas en una muestra de más de 900 candidatos entrevistados de distintas especialidades, roles, compañías y geografías donde actualmente prestan servicio, para confirmar y contrastar tendencias del momento actual. Todo ello aunado al conocimiento que tiene Hutz & Posner de las singularidades del mercado y su amplia experiencia en la labor de headhunting y consultoría estratégica de RR.HH a nivel global.

Si bien es cierto que la situación actual del mercado, con bajadas muy significativas en el precio del crudo, está repercutiendo de manera notable en los proyectos de OIL and GAS, causando también demoras en los mismos, el estudio concluye que, al menos de momento, hay una tendencia bastante estable en los salarios para los profesionales de este sector.

Además, el estudio clasifica las variables más influyentes en los salarios de estos profesionales, pudiendo determinar así, si se atiende a la zona de destino del expatriado, que las más premiadas económicamente son aquellas zonas conflictivas o en conflicto, las estadías en campamentos y en general, la zona del Golfo Pérsico. Por la contra, destinos como América, a excepción de zonas árticas de Canadá y zonas de selva sudamericanas o la zona Andina, son pagados en menor cuantía. Europa, sin embargo, es un destino con más comodidades y beneficios para el trabajador pero menos rentable para el mismo, debido a las altas tributaciones al erario público.

Por otro lado, si se atiende a las variaciones salariales en función de la nacionalidad, el estudio revela que las bandas salariales de los países de origen afectan al salario que va a devengar un trabajador como expatriado. Por ejemplo, países como India, Filipinas o Pakistán presentan los salarios más bajos del mercado, por ello los profesionales de estos países lo tienen más complicado para igualar un salario de expatriado similar al de países europeos o americanos donde las bandas salariales son mayores. El mismo estudio revela que los británicos, estadounidenses, australianos y franceses son los perfiles mejor pagados.

Si hablamos de diferencias en la retribución en función de la experiencia y tipo de posición del expatriado, encontramos que, a mayor cargo, más igualdad en el salario independientemente de la nacionalidad de origen. No sucede lo mismo en las posiciones intermedias y en las posiciones junior, donde la diferencia puede llegar al doble. Así, por ejemplo, un ingeniero mecánico de origen asiático puede cobrar la mitad que un francés o un italiano en la misma posición en el Golfo Pérsico.

Cabe destacar también las cifras arrojadas por el estudio, que sitúan el salario anual de un ingeniero Director de Proyecto, en su país de origen, para proyectos con presupuestos superiores a los 1.000 millones, entre los 130.000 y 170.000 euros, y el de un supervisor entre los 75.000 y 85.000, frente a salarios que tienen un aumento de hasta un 30% en condiciones de expatriación. Así, el mismo ingeniero Director de Proyecto al ser expatriado puede alcanzar los 240.000 euros y un supervisor los 120.000.

Hutz & Posner, que además ofrece entre sus servicios la posibilidad de organizar proyectos concretos en el extranjero con equipos completos integrados por personal expatriado, demuestra con este estudio su amplio conocimiento de la situación del mercado nacional e internacional y su compromiso con la labor de búsqueda del candidato perfecto para cada puesto.