Inmodiario

El Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales y de Grado de Valencia (COITIG) ha firmado esta mañana un convenio de colaboración con la Federación para la Mediación de la Comunidad Valenciana (FEPAMED-CV). Con este acuerdo, los ingenieros técnicos industriales dan un paso más en su apuesta por la mediación, ya que permitirá a ambas entidades colaborar para mantener una formación permanente de los ingenieros mediadores de la Comunitat Valenciana, así como llevar a cabo mediaciones conjuntas y potenciar los nichos de mediación, tal y como recoge el texto del convenio.

La introducción de la mediación en la resolución de conflictos, importada del sistema anglosajón, es crucial para desatascar los juzgados españoles, al permitir resolver los enfrentamientos con mayor rapidez y menor coste. Con estas palabras ha sellado José Luis Jorrín, decano del COITIG, el acuerdo de colaboración, que en su opinión "supone un gran avance para relanzar la figura del ingeniero mediador y puede convertirse en una salida profesional más en el campo de la ingeniería". Según ha explicado Jorrín, "la figura del ingeniero mediador permite resolver conflictos en ámbitos como la construcción, valoraciones, herencias, conflictos de licencias, productos industriales, instalaciones, asuntos medioambientales, industrias, ejecución de obras o nuevas tecnologías, entre otros".

Para Isabel Leal, presidenta de FEPAMED-CV, "con este convenio se aúnan esfuerzos y se abre un amplio espectro de posibilidades de colaboración, que permitirá un aprovechamiento de los recursos más óptimo y una cooperación activa en el desarrollo

de temas relacionados con la mediación. El trabajo conjunto de las organizaciones en mediación hace que la implantación de esta sea un hecho".

El compromiso entre ambas entidades incluye la cesión de material, información e investigadores para la mejor resolución de los conflictos planteados. Para facilitar el seguimiento de la colaboración, se constituirá una comisión mixta integrada por representantes de las dos entidades. Esta será la encargada de proponer las actuaciones concretas a llevar a cabo, que se materializaran mediante Protocolos.

Medio centenar de ingenieros mediadores

Desde que en 2013 el COITIG fuera nombrado por el Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial Española como una de las Sedes para la Mediación, el colegio valenciano ha formado a 56 profesionales en esta materia, tanto a través de clases presenciales, con ingenieros procedentes de Valencia, Castellón, Alicante, Albacete y Murcia, como a distancia vía streaming para Baleares y Madrid. Se trata de una herramienta pionera en el ámbito de la ingeniería, que funciona ya con éxito en otras muchas disciplinas.