Inmodiario

El Ayuntamiento de Madrid sigue trabajando para impulsar la construcción de vivienda pública, sus dos nuevos planes de alquiler y los programas sociales destinados a los colectivos más vulnerables.

La Junta de Gobierno ha aprobado que el Área de Vivienda transfiera 28,4 millones de euros a la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) para seguir financiando sus proyectos.

Tal y como ha explicado la portavoz del Gobierno municipal, Inmaculada Sanz, esta es la cuarta aportación económica que el Consistorio hace este año a la empresa pública con el objetivo de continuar incrementando el parque de vivienda social, sumando ya la cantidad de 113,6 millones en lo que va de 2021.

De los 28,4 millones de euros, 16,8 irán destinados a la construcción de nuevas viviendas públicas en alquiler. La EMVS tiene como objetivo finalizar este 2021 las obras de cuatro promociones en los distritos de Carabanchel, Villa de Vallecas y Puente de Vallecas, que suman 430 pisos, todos destinados al alquiler.

En los dos últimos años la actividad inmobiliaria de la EMVS ha sido muy destacada, ya que ha adjudicado y entregado a los demandantes apuntados en su registro de solicitantes un total de 13 promociones que suponen 728 viviendas.

Actualmente, la EMVS tiene otras 26 promociones en marcha en distintas fases de construcción que suman 2.500 pisos, de las que cuatro finalizarán antes de que acabe el año.

Por último, la EMVS tiene otras 12 parcelas destinadas a levantar otras tantas promociones que sumarán a medio plazo 874 pisos. El objetivo del Ayuntamiento de Madrid es ir aumentando estas cifras a lo largo del mandato, ya que irá sumando más suelo para nuevos proyectos.

Los otros 11,6 millones aprobados este jueves irán destinados a financiar el mantenimiento del patrimonio inmobiliario de la EMVS, que ya cuenta con 7.000 inmuebles. También para financiar distintos programas sociales de ayuda a colectivos vulnerables como el de mujeres en situación de vulnerabilidad; el programa 'Housing First' para personas sin hogar; el programa de cesión de viviendas a entidades no lucrativas o el programa de cesión de viviendas a distintas juntas municipales.

Por último, esta partida también está destinada a financiar los dos nuevos planes de alquiler puestos en marcha por la empresa pública este mismo año. En primer lugar, el Programa Reviva, que capta viviendas vacías que están siendo cedidas a la EMVS en contrato de usufructo para que la empresa pública pueda sacarlas al mercado del alquiler a precios por debajo del mercado.

Y en segundo lugar al nuevo Servicio de Intermediación del Alquiler (SIA), en el que la EMVS actúa de intermediaria entre privados, es decir, entre aquellos que tienen una vivienda que quieren arrendar e inquilinos que buscan residir de alquiler. Este programa tiene como objetivo cerrar una media de 25 alquileres al mes.