Inmodiario

El Gobierno de Castilla-La Mancha va a poder llegar al 100% de los solicitantes de ayudas destinadas a que jóvenes puedan adquirir una vivienda en municipios menores de 5.000 habitantes; así como a las solicitudes de alquiler destinadas a jóvenes; a las de rehabilitación energética; y a las ayudas de arrendamiento a mujeres víctimas de violencia de género.

Así lo ha destacado el consejero de Fomento, Nacho Hernando, al avanzar que el Consejo de Gobierno "ha autorizado una ampliación de crédito de 6,4 millones de euros del presupuesto destinado para las ayudas a la rehabilitación energética de viviendas de la región, pasando de los 4,6 millones de euros inicialmente presupuestados a 11 millones de euros en esta línea", haciendo hincapié en que "de esta manera, vamos a llegar a cubrir el 100% de las solicitudes que hemos recibido y que cumplen los requisitos".

En este sentido, Hernando ha destacado que ésta es la última de las ampliaciones de crédito de un paquete de incremento del presupuesto que se viene desarrollando desde la Consejería de Fomento en el área de Vivienda en las últimas semanas y ha remarcado que "es un compromiso del 100% en un momento en el que no podíamos imitar una receta que en la anterior crisis fue totalmente devastadora para las familias de la región y del conjunto del país. En los momentos de dificultad no hay que recortar, hay que invertir más".

Asimismo, el responsable de Fomento ha desatacado que "vamos a poder llegar al 100% de los jóvenes que han pedido una ayuda al alquiler porque hemos incrementado el presupuesto un 24%; al 100% de los jóvenes que han solicitado una ayuda para adquirir una vivienda en municipios de menos de 5.000 habitantes; al 100% de las solicitudes de ayuda para rehabilitar un piso o vivienda unifamiliar; y, con el Gobierno de Page, vamos a llegar al 100% de las solicitudes de mujeres víctimas de violencia de género porque hemos duplicado el presupuesto".

Además, Hernando ha asegurado que "estas ayudas son una carta de presentación, bastante seria y solvente, en la antesala de lo que va a llegar de fondos europeos, en la que podamos decir alto y claro que esta región está preparada para asumir el reto de tener que gestionar los fondos europeos; en la medida en la que, incluso con los fondos propios y fondos estatales que estamos ya manejando a día de hoy, somos capaces de llegar al 100% de la gente que cumple los requisitos; así como de gestionarlo, de tramitarlo, de resolverlo y somos capaces, en definitiva, de conseguir que el dinero sea útil".

Ayudas a la rehabilitación energética de viviendas

El consejero de Fomento ha asegurado que con las ayudas destinadas a la rehabilitación energética de viviendas que se han ampliado "ayudamos a mejorar el confort de las personas que habitan en edificios y viviendas, potenciando la rehabilitación energética, y con ello, propiciamos la adopción de nuevos hábitos de desarrollo sostenible; fomentamos el ahorro energético y de la factura de muchas familias; y favorecemos la generación de empleo, ya que por cada 10.000 viviendas que se rehabilitan en este país se generan 5.000 puestos de trabajo".

Para obtener dichas ayudas es necesario obtener un ahorro energético del diez por ciento y mejorar una letra en la eficiencia.

Los beneficiarios de estas ayudas podrán ser personas físicas o jurídicas propietarios de viviendas unifamiliares o de edificios residenciales de uso como viviendas existentes; las comunidades de propietarios o las agrupaciones de comunidades de propietarios; empresas explotadoras, arrendatarias o concesionarias de edificios residenciales de uso de vivienda; las empresas de servicios energéticos o proveedores de servicios energéticos; entidades locales y administraciones públicas; y comunidades de energías renovables y las comunidades ciudadanas de energía.

Se podrán subvencionar, entre otras, las actuaciones que van dirigidas a la mejora de la eficiencia energética de la envolvente térmica; la mejora de la eficiencia energética y uso de energías renovables en las instalaciones térmicas de calefacción, climatización, refrigeración o ventilación; la sustitución de energía convencional por energía solar térmica, geotérmica o biomasa; la mejora de la eficiencia energética de soluciones de aerotermia e hidrotermia de alta eficiencia energética; la mejora de la eficiencia energética de los subsistemas de distribución, regulación, control y emisión de las instalaciones térmicas; o la mejora de la eficiencia energética de las instalaciones de iluminación.