Inmodiario

El Ayuntamiento de Barcelona abre una nueva vía para seguir ampliando el parque público de vivienda para garantizar el derecho a la vivienda y fortalecer el sector de la vivienda social y cooperativo.

A través de un convenio con las entidades más representativas del sector de la vivienda social y cooperativa, el Consistorio cederá el uso de solares y edificios a rehabilitar porque sean las entidades las que propongan los proyectos a desarrollar, con un seguimiento y control conjunto con el Ayuntamiento.

Gracias a la medida, los plazos de ejecución de las obras se agilizará notablemente y se podrá dar una respuesta más rápida a la creciente necesidad de vivienda asequible con motivo de la pandemia.

Para el impulso del convenio, se ha querido incorporar al máximo las entidades más representativas del sector y con una larga experiencia en la gestión de vivienda social.

Así, participan en la iniciativa la Asociación de Gestores de Vivienda Social (GHS), como entidad paraguas que engloba el sector de fundaciones y cooperativas y de promotores públicos, la Red de Economía Social y Solidaria (XES), la Federación de Cooperativas de Vivienda y la Coordinadora de Fundaciones de Vivienda Social (Cohabitac).

El convenio se fija como objetivo levantar y rehabilitar 1.000 pisos durante los próximos años, donde podrán vivir alrededor de 3.000 personas. Del total de viviendas, el 40% será bajo cohousing y el 60% de alquiler impulsado por fundaciones o cooperativas, y se prevé que las plantas bajas puedan ser ocupados por equipamientos municipales.

En el momento de la firma se cederán 10 solares y 3 edificios municipales a rehabilitar, y se comprometen 2 solares más pendientes de gestiones urbanísticas a desarrollar durante los próximos meses. En total, pues, la firma del convenio va acompañada de 12 solares y 3 edificios para promover 419 pisos.

Ciutat Vella

Reina Amàlia, 10 (Arrabal). Edificio a rehabilitar de 10 viviendas para alquiler o cooperativas de alquiler.

Juan de Borbón, 44-45 (Barceloneta). Edificio a rehabilitar de 18 viviendas para alquiler.

San Martín, 12-16 (Arrabal). Solar para edificio de 43 viviendas para alquiler o cooperativas de alquiler.

Santos-Montjuic

Exposición, 38 (Pueblo-seco). Solar para cohousing de 6 viviendas.

Padre Amadeu Oller, 17-21 (la Bordeta). Solar para cohousing de 40 unidades.

Rossend Arús, 36-38 (Sants). Edificio a rehabilitar para covivienda de 7 viviendas.

Ulldecona, 11.X (la Marina del Prat Vermell. Solar para edificio de alquiler de 84 viviendas.

Sarriá - Sant Gervasi

Vía Augusta 375-381 (Sarriá). Solar para covivienda senior de 15 viviendas.

Vía Augusta 383-387 (Sarriá). Parcela para covivienda senior de 17 viviendas.

Vía Augusta 389-393 (Sarriá). Solar para covivienda para personas con discapacidad de 17 viviendas.

Vía Augusta 421-425 (Sarriá). Solar para edificio de alquiler de 30 viviendas.

Gracia:

Gustavo Adolfo Bécquer, 11 (Vallcarca y los Penitentes). Solar para covivienda de 25 viviendas.

Vallcarca, 110 (Vallcarca y los Penitentes). Solar para edificio de alquiler de 37 viviendas.

San Martín

Pedro IV, 115 (el Parque y la Laguna del Poblenou). Solar para covivienda de 23 viviendas.

Binéfar, 26 (la Verneda y la Pau). Solar para edificio de alquiler o cooperativas de alquiler de 47 viviendas.

Para garantizar un cohousing senior se vinculan dos solares contiguos en Sarriá que permitirán una promoción de unos 30 pisos, y por el cohousing por personas con discapacidad intelectual se reserva igualmente un solar también en Sarriá. Las características de estos dos proyectos se concretarán en un convenio propio.

Control y garantías públicas por la adjudicación de los proyectos y de las viviendas

El convenio establece dos secciones, una por cohousing y la otra por alquiler, para recibir los proyectos y proponerlos en una comisión integrada por el Ayuntamiento y GHS, que será la encargada de validarlas.

Los miembros designados por la Asociación Gestores de la Vivienda Social en esta comisión no podrán ser parte interesada en la adjudicación que se trate, y la asignación de solar o edificio final se hará siempre por parte del Ayuntamiento.

La tabla que valorará los proyectos de cooperativas en cesión de uso estará integrada por la XES y la Federación de Cooperativas de Vivienda, en representación del sector cooperativo.

Por otro lado, la tabla que tiene que seleccionar los proyectos de alquiler estará formada por fundaciones representadas por Cohabitac, así como la Federación de Cooperativas, puesto que el objetivo es impulsar también alquiler de régimen cooperativo, una experiencia con un largo recorrido en el norte de Europa y América, que es una combinación de alquiler tradicional, en el sentido que los cooperativistas no tienen que aportar una cuota inicial y pagan un alquiler, y la cesión de uso, puesto que a la vez son una parte activa de las decisiones desde el primer momento.

Las propuestas que eleven las respectivas mesas tendrán que cumplir los criterios siguientes:

-Celeridad e industrialización en la tramitación y construcción o rehabilitación de viviendas.

-Capacidad técnica y económica para garantizar la ejecución de la obra y a la vez dinamizar el sector de la vivienda social y cooperativo.

-Garantía de precios de alquiler o de cuotas de cesión que se adecuen a los precios protegidos.

-Evitar la concentración de proyectos en pocos promotores.

-Criterios de emergencia climática, de mejora energética y límite de elementos contaminantes y desincentivación del uso del vehículo privado.

Fomento de los vínculos comunitarios.

En el caso de las promociones de alquiler, las personas que sean adjudicatarias las establecerá el Ayuntamiento a través de los canales habituales de adjudicación de vivienda pública, y se garantizarán reservas del 30% para jóvenes y del 5% para personas con discapacidad.

En el caso de las promociones de cohousing, tal y como marca la ley, la cooperativa marcará las personas que formarán parte siempre y cuando estén inscritas al Registro de Solicitantes.

Hacia un operador social de vivienda de protección oficial

Este convenio quiere posar la primera piedra de un futuro operador social similar a los "Community land trust" de Estados Unidos y países del norte de Europa, donde administración, promotores sociales y comunidades de vecinos se constituyen en promotores y gestores del parque protegido.

Con este objetivo, el convenio recoge la voluntad de estudiar la constitución de un operador social de vivienda y prevé que las entidades sociales en una vez amortizados los créditos destinen el 50% de sus beneficios.

Ampliación del parque público

La apertura de esta nueva vía viene a complementar y reforzar la iniciativa del Ayuntamiento de Barcelona para ampliar el parque público de vivienda asequible, que durante el primer trimestre de 2021 llegará a máximos históricos de promociones en construcción, hasta más de 2.500 pisos simultáneamente.

Además de la promoción directa desde el Instituto Municipal de Vivienda y Rehabilitación, el Ayuntamiento persigue por todas las vías la agilización de la construcción de vivienda asequible, con nuevos métodos constructivos, como la industrialización, y la promoción delegada, con alianzas con privados, para captar recursos económicos, experiencia y potencialidades.

Así, durante los últimos años se han levantado promociones con promotores sin ánimo de lucro o lucro limitado, se ha impulsado la creación de la empresa mixta Vivienda Metrópolis Barcelona con la CON, y se han impulsado 10 proyectos de cooperativas de viviendas en cesión de uso.

Impulso al sector cooperativo y la economía social bajo la Estrategia 2030

Esta política de vivienda no solo conforma un impulso publico-privado social en el parque de vivienda pública sino que también es un impulso a un tejido económico en crecimiento (en tres años en Barcelona el ritmo de creación de cooperativas había aumentado un 250%).

Con el impulso de la economía social y solidaria se impulsa un tejido diverso en nuestra ciudad con una gran capacidad de resiliencia en la conservación de la ocupación en momentos de crisis y que contribuye especialmente a construir un modelo económico más sostenible y equitativo. Forman parte del sector 4.500 organizaciones y empresas y 60.000 puestos de trabajo.

El pasado mes de junio el Ayuntamiento anunció un paquete de medidas con colaboración de entidades de finanzas éticas y cooperativas por valor de 7,5M de euros.

El impulso al sector del cooperativismo de vivienda forma parte de los 10 proyectos de ciudad de la Estrategia Social y Solidaria 2020-2030, elaborada conjuntamente entre el tejido y el Ayuntamiento, una hoja de ruta común hasta el 2030 para hacer crecer este ámbito económico y que será presentada próximamente.