Inmodiario

El vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática de la Generalitat Valenciana, Rubén Martínez Dalmau, ha presentado las actuaciones de regeneración urbana y los programas de intervención integral sostenibles de la Generalitat que están en marcha en el parque público de viviendas de la Comunidad.

Según ha explicado el vicepresidente, se están desarrollando rehabilitaciones en una veintena de grupos de vivienda pública, actuaciones que ha dicho "tienen como objetivo dignificar la vivienda pública, impedir la degradación de los barrios y mejorar cualitativamente el entorno del vecindario y, en total, contribuirán a la rehabilitación de más de tres mil viviendas del parque público y sus entornos".

"Hay que ir más allá de la concepción aislada de vivienda -ha añadido Martínez Dalmau- e incluir el espacio público, el espacio comunitario, los servicios y las infraestructuras que posibilitan, no solo la satisfacción del derecho a una vivienda adecuada, sino también el derecho en la ciudad, y también a hábitat, como se contempla en el Pla Hàbitat 20-30".

El vicepresidente ha abogado por una nueva gobernanza que asegure la eficacia de los recursos públicos. En este sentido, ha manifestado que la consecución real del derecho a la vivienda "debe promover una mayor participación de las administraciones locales, pues son las que más conocen las problemáticas que se presentan en el día a día y las que más rápidamente actúan".

"En consecuencia, la nueva gobernanza ha de asegurar una mayor eficacia de los recursos públicos, una mayor calidad de las intervenciones y una mayor participación y descentralización en las decisiones", ha añadido.

20 millones de inversión

Las Áreas de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU) y los Planes de Intervención Integral Sostenible (PINNS) son las actuaciones extraordinarias más significativas que la vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática está desarrollando o tiene previsto ejecutar en una veintena de grupos de vivienda pública de las tres provincias. Todo ello con una inversión de 20,2 millones de euros.

Por lo que respecta a los ARRUs, la Generalitat ha destinado 14 millones de euros en siete actuaciones. El objetivo es impulsar la recuperación urbana, social y económica de cada grupo en el que se hacen estas obras de rehabilitación, las cuales están dirigidas a mejorar las condiciones de conservación y mantenimiento de los edificios, sus instalaciones generales, la eliminación de barreras para facilitar la accesibilidad, actuar sobre las envolventes de los edificios para mejorar la eficiencia energética.

Junto a ello, también se actúa en los espacios urbanos que rodean los inmuebles para dotar al vecindario de lugares en los que convivir en comunidad.

En líneas generales, los ARRU inciden en la mejora de zaguanes y elementos comunes, adecuación a la normativa de instalaciones eléctricas y de agua, mejora del alumbrado, reparación de cubiertas y de fachadas, reestructuración de los espacios públicos.

Por su parte, el director general de la Entitat Valenciana d´Habitage i Sòl (EVha), Alberto Aznar, ha sido el encargado de detallar la situación de cada una de estas actuaciones y ha asegurado que el Consell es consciente que el futuro del urbanismo pasa por las regeneraciones urbanas.

De los siete ARRUs programados, dos de ellos ya están finalizados. Se trata de los grupos San Lorenzo de Castelló de la Plana, con una inversión de 681.200 euros y La Coma de Paterna, con 3.265.000 euros.

Además, se encuentran en fase de ejecución los ARRUs de los grupos Bajo Vías de Sagunto (707.200 euros), Los Palmerales de Elche (2.116.400 euros) y Barbacana-Plaza Les Xiques de Alcoy (447.200 euros), este último a punto de finalizar las obras.

Asimismo, se espera que en unas semanas comiencen las obras de regeneración urbana previstas en el barrio del Carmen de Alicante, cuyo coste asciende a 3.884.000 euros. En esta misma ciudad, en el segundo trimestre del año está prevista la licitación de las obras de la primera fase del ARRU del grupo Miguel Hernández, concretamente en la plaza Yolanda Escrich 5 y 6. La inversión estimada es de 2.838.000 euros.

Mejora de elementos comunes

La Generalitat también trabaja para mejorar la situación de otros 13 grupos de vivienda más reducidos que los anteriores, a través de Planes de Intervención Integral Sostenible (PINNS). La inversión total destinada es de 6.263.903 euros.

Estos planes se desarrollan en colaboración con los servicios sociales de cada municipio e incluyen medidas desde el ámbito social y económico para impulsar la recuperación física y social de la zona. Incluyen actuaciones sobre los elementos comunes de los edificios y los espacios libres, con el objeto de mejorar las condiciones de urbanización del entorno. A ello se suman medidas de atención social y normalización de ocupación de las viviendas.

Tras meses de planificación, están pendientes de iniciarse obras de los PINNS en siete grupos de los siguientes municipios: Alfafar (758.404 euros), Almoradí (659.450 euros), Monóvar (358.160 euros), Santa Pola (756.250 euros), Burriana (580.800 euros), Benaguacil (350.900 euros) y Massamagrell (459.800 euros).

Los seis PINNS restantes se encuentran en fase de redacción de proyecto y la previsión es licitar las obras este mismo año. Se trata de los grupos Jesús Obrero de La Vall d´Uixó (139.150 euros de inversión), La Moleta II de La Vall d´Uixó (254.100 euros), de Alberic (567.490 euros), Benifaió (290.400 euros), Picassent (544.500 euros) y Ribarroja del Turia (544.500 euros).