Inmodiario

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Empresa Pública de la Vivienda (Emvisesa) en coordinación con el Área de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, ha alcanzado las 260 nuevas viviendas adscritas a través de los diferentes programas de captación de vivienda vacía y puesta a disposición del parque público con la adquisición de un nuevo inmueble. Con esta operación ya se ha alcanzado la tercera parte del objetivo previsto en el Plan Municipal de la Vivienda de Sevilla para los años 2018 a 2023, que asciende a 638.

"Emvisesa continúa mejorando las previsiones. Hasta la fecha hemos sido capaces de captar 90 viviendas vacías más de las que se habían planteado a través de los diferentes programas con los que estamos ampliando el parque público. Se trata de tres programas diseñados en régimen de compra o alquiler junto a la recuperación de viviendas públicas adjudicadas que no habían sido ocupadas y que se mantenían vacías", ha declarado Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

La última operación, ejecutada este mes de agosto, se relaciona con la adquisición de un apartamento situado en la barriada de San Jerónimo, correspondiente al Distrito Norte. Entre sus características se encuentran los 67 metros cuadrados distribuidos en 3 dormitorios, cocina, salón y baños y un muy buen estado de conservación. Emvisesa ha abonado 81.070 por este inmueble procedente de una herencia cuyos propietarios, por diversos motivos, mantenían vacío hasta la fecha.

El Programa de captación de vivienda vacía a particulares se viene desarrollando en varias fases. La primera se cerró el pasado mes de mayo con 17 pisos adquiridos bajo un presupuesto inferior al millón de euros, lo que supone un precio medio de 60.000 euros, siempre por debajo de los valores de mercado. La segunda permanece abierta y ha permitido hasta la fecha la captación de 6 viviendas de las que 3 ya se han escriturado a cambio de 200.400 euros, mientras que otras 3 se encuentran pendientes de dicho trámite.

Emvisesa ha alcanzado a través de diferentes iniciativas las 128 viviendas compradas o alquiladas. La permuta del solar de Ramón Carande ha sumado 63 viviendas que se encontraban terminadas y vacías, ya adjudicadas en su práctica totalidad junto a un solar con capacidad para 135 viviendas y otros recursos en desarrollo. La empresa pública también está comprando viviendas protegidas desde que el pasado mes de noviembre de 2018 decidiera volver a ejercer su derecho de tanteo y retracto, algo que no realizaba desde el año 2009. Otras 8 proceden de operaciones con entidades financieras o inmobiliarias.

Se suman en este apartado las 34 viviendas del propio parque de alquiler de Emvisesa que se encontraban adjudicadas pero permanecían vacías. Emvisesa también ha traspasado 100 viviendas en venta a régimen de alquiler para facilitar el acceso a otras tantas familias sin capacidad económica para hipotecarse.

"260 viviendas vacías que se han convertido en el hogar de otras tantas familias que cumplen los requisitos de acceso a una vivienda protegida a través de este programa", que surgió durante el mandato anterior, y que "se está popularizando a medida que se lanzan campañas informativas y se difunden las noticias de adquisiciones así como los testimonios de los vendedores. Estamos experimentando un aumento en la confianza que se traduce en más ofertas de propietarios de viviendas vacías. Los técnicos analizan si se trata de viviendas que responden a nuestras necesidades, por situación, tamaño y estado de conservación, y vamos comprando aquellas que responden los objetivos y necesidades que marca la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda", afirma Felipe Castro, director gerente de Emvisesa.

Consecuentemente "se ha ampliado el parque público en alquiler por encima de las 355 viviendas, un 15 por ciento más que en 2015, para un total que roza las 3.000 a través de diferentes programas para cubrir las necesidades sociales de la ciudad de Sevilla", según el delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, Juan Manuel Flores.

Entre los requisitos exigidos a las viviendas recogidos en las bases de los programas de captación de vivienda vacía se recogen que no deben superar los 98.000 euros de valor, unas determinadas dimensiones y un buen estado de conservación. Los criterios exigidos se completan con un un informe de idoneidad de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV).