Inmodiario

El Plan Vive en Andalucía 2020-2030 destinará 800 millones de euros a la promoción de vivienda a precio asequible en la comunidad, tanto en régimen de compra como de alquiler, así como a la rehabilitación.

El Consejo de Gobierno andaluz ha respaldado la elaboración del programa, que prevé estar en marcha en siete meses y lleva aparejados 34.000 empleos, con una inversión inducida de 1.700 millones de euros en la próxima década.

El primer eje del nuevo Plan Vive en Andalucía es el del acceso a la vivienda. Se prevé que entre 2020 y 2024 se creen 40.000 viviendas nuevas o procedentes de rehabilitación, en venta y alquiler (de ellas 20.000 para jóvenes).

Serán viviendas de promoción pública (VPP) sociales en alquiler; de promoción autonómica (VPA) con precio asequible, dentro del Plan Primera Vivienda; así como medidas para garantizar el acceso al alquiler asequible.

El segundo eje es el de la rehabilitación de viviendas y renovación urbana, donde se prevé el Plan Ciudades más Humanas, que incluirá áreas de regeneración urbana y accesibilidad (ARUA) concertadas con ayuntamientos; rehabilitación del parque público de vivienda; de conjuntos históricos (Plan Revive tu Centro); rehabilitación de edificios de interés arquitectónico (Plan Rehabilita Patrimonio, correspondiente al 1% cultural) y la regeneración de espacios urbanos (Plan Vive tu Ciudad).

El tercer eje trata la vulnerabilidad residencial y prevé con el Plan Nadie sin Hogar cuatro actuaciones: viviendas de integración social, erradicación del chabolismo, un fondo autonómico de ayudas contra los desahucios y una bolsa de viviendas para realojos y emergencias.

Además, el cuarto eje del nuevo Plan Vive en Andalucía se centra en el I+D+i de la Agenda Urbana 2030, con un programa de becas, premios de arquitectura, jornadas de formación y un foro permanente de la Vivienda en Andalucía.

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio tiene previsto contar para la redacción de este plan con la aportación de corporaciones locales, Gobierno central, promotoras públicas y privadas, entidades financieras, empresas patrimonialistas, agentes de la propiedad, administradores de fincas, colegios profesionales, universidades, sindicatos y entidades del tercer sector que operan en Andalucía.

Baja ejecución del plan vigente

El Gobierno andaluz considera necesario un nuevo plan de vivienda en Andalucía a la vista de la baja ejecución del vigente, 2016-2020, que ya ha entrado en su fase final, y a la reactivación del mercado inmobiliario y el incremento de los precios de la vivienda en venta y en alquiler que se ha producido en la comunidad en los dos últimos años.

Un informe elaborado por la Consejería desvela que, aunque se han reglamentado y puesto en marcha algunos programas incluidos en el plan 2016-2020, como los de adecuación funcional de vivienda, había otros previstos cuyo desarrollo no se ha iniciado, como el destinado a eliminar la infravivienda, en el que ni se ha elaborado el mapa previsto ni se ha procedido a la firma de convenios de colaboración con los ayuntamientos para su erradicación.

Asimismo, entre 2016 y 2018 tampoco se han detectado avances significativos en el plan para la autoconstrucción de viviendas, la permuta de VPO o el programa de intermediación en el mercado de alquiler.

En cuanto a las políticas de ayudas al fomento del alquiler, se ha constatado que no ha funcionado correctamente debido a la complejidad de los trámites, hasta el punto de que las ayudas para inquilinos de Sevilla y Málaga, correspondiente a la convocatoria de 2017, acumulan dos años de retraso.

Para ello, el Gobierno andaluz ya anunció la puesta en marcha de un plan de choque para que estas subvenciones lleguen a sus destinatarios en el menor tiempo posible.