Inmodiario

Los municipios de Granadilla de Abona y La Matanza de Acentejo se han sumado al llamamiento del Gobierno de Canarias, realizado a través del Instituto Canario de la Vivienda, para que los ayuntamientos cedan de suelo de propiedad municipal con el fin de acometer la construcción de nuevas promociones de viviendas destinadas a las familias más vulnerables.

"Es imprescindible la colaboración de las administraciones locales para poner a disposición de suelos que puedan favorecer la materialización del programa de incremento del parque público de vivienda, con el fin de poder atender a los demandantes de vivienda de promoción pública en régimen de alquiler", señala la directora del Instituto Canario de la Vivienda, Pino de León.

Precisamente, con el fin de abordar la cesión de suelo así como otras iniciativas en materia de vivienda, de León celebró sendas reuniones de trabajo con los alcaldes de los municipios de Granadilla, José Domingo Regalado, y de La Matanza de Acentejo, Ignacio Rodríguez.

El alcalde de Granadilla, José Domingo Regalado, manifestó que cederá las parcelas que sean necesarias para la construcción de viviendas de promoción pública que vayan destinadas a las familias con menos recursos, al igual que solicita la compra de inmuebles ya construidos en Granadilla de Abona, por parte del Gobierno de Canarias, para que se puedan poner en un régimen de alquiler social.

Por su parte, el alcalde de La Matanza, Ignacio Rodríguez, solicitó que el Instituto ejecuté un proyecto de reforma exterior e interior de los grupos de viviendas sociales de Benavides y Guía, de manera que se frene y corrija el deterioro que experimentan las mismas provocado por el paso del tiempo. Así mismo se abordó el destinar más recursos a los programas de mejora de la vivienda rural y a que se vuelva a apostar por el modelo de autoconstrucción en el Plan Canario de Vivienda 2019-2022.

En estos encuentros, de León explicó a los mandatarios municipales que uno de los programas de acción incluidos en el nuevo Plan Canario de Vivienda 2019/2022, es impulsar la edificación de promociones de vivienda pública del parque público para atender a las familias más vulnerables, "para lo que resulta indispensable la colaboración de las corporaciones locales que son los propietarios de suelo en sus municipios".

"La realidad es que la demanda de vivienda de promoción pública que presenta nuestra comunidad es muy importante, por lo que este Gobierno dentro de su política de vivienda, quiere dar prioridad a esta línea de construcción de viviendas, con el fin de atender lo antes posibles las necesidades de las familias canarias y facilitar el acceso de las mismas a una vivienda pública", aclaró de León.

Con este fin, el Instituto remitió un escrito a los municipios con el fin de acordar la cesión de suelo para la redacción de proyectos y la ejecución de obras al objeto de incrementar el parque público de viviendas y, así, garantizar el acceso a la vivienda de toda la población.

Esta línea se actuación se suman a otras impulsadas por el Ejecutivo canario, como es la adquisición de aproximadamente 180 viviendas en los municipios de mayor presión para atender situaciones de emergencia habitacional, para lo que se cuenta con una partida de 11,6 millones de euros.

Además, el Instituto Canario de la Vivienda ha puesto en marcha promociones de viviendas en redacción y/o construcción en los municipios de El Paso (ya en fase de construcción), Valverde (ya en fase de construcción), Las Palmas de Gran Canaria, Telde, Santa Cruz de Tenerife, Arrecife, Puerto de El Rosario y San Bartolomé de Tirajana, que supone la construcción de unas 675 nuevas viviendas.

Igualmente, se les ha propuesto a los promotores de viviendas suelo, propiedad de Visocan, para llevar a cabo nuevas promociones de viviendas, lo que implicará contar 1.000 viviendas públicas más.

  • Tags