Inmodiario

La presidenta del Gobierno de Baleares, Francina Armengol; el conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons; el presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat, y el alcalde de Palma de Mallorca, Toni Noguera, han firmado un protocolo que permitirá construir 244 viviendas de protección oficial (VPO) nuevas en Palma. En concreto, estarán en los 53.000 metros cuadrados de la finca de Can Domenge.

El primer paso que se da es la tramitación de los acuerdos administrativos. El Consell de Mallorca cede unos terrenos de 32.000 metros cuadrados, mientras que los 20.000 metros restantes ya pertenecen al Govern.

Los terrenos se ubican entre la calle de Urugay, el Polideportivo Sant Ferran, la calle de Ardíaca, el Velódromo (Palma Arena) y los terrenos de la Llar de la Joventut de el Consell.

El Ayuntamiento de Palma iniciará los procedimientos para modificar los usos de estos suelos, de manera que se puedan destinar a viviendas.

Por otra parte, el proyecto tendrá una vertiente integradora, ya que una parte de las viviendas se cederán al Consell de Mallorca para que las destine a personas mayores.

Armengol ha agradecido la colaboración entre las tres instituciones. "Queda demostrado que si cooperamos entre administraciones conseguiremos nuestros objetivos de manera más eficiente", ha destacado la presidenta del Gobierno de Baleares.

La presidenta ha recordado que las políticas de vivienda "son una absoluta prioridad para este Govern" y que "se han tenido que poner en marcha prácticamente desde cero". Esta actuación se hará en paralelo en el Plan de Vivienda de las Illes Balears, que ya tiene programados 195 pisos en Palma en siete promociones diferentes. En total, se sumarán 439 nuevas VPO a la ciudad.

El objetivo es que todas estas políticas puedan tener continuidad en el futuro. Así lo ha destacado Armengol, recordando que se trabaja para tener un parque de 5.000 viviendas públicas dentro de 10 años.

  • Tags