Inmodiario

La consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio de la Generalitat Valenciana, María José Salvador, ha mantenido una reunión con el síndic del grupo parlamentario Podem Comunitat Valenciana, Antonio Estañ, para abordar y explicar las características principales del Plan de Adquisición de Vivienda que va a poner en marcha la Generalitat.

Así, Salvador ha anunciado que "ya están preparados los pliegos y la próxima semana se publicará en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana, DOGV, la convocatoria del concurso público para la adquisición de viviendas en municipios de la Comunidad que servirán para incorporar al parque público de la Generalitat y destinarlas a alquiler social".

A esta reunión han asistido el secretario general y síndic de Podem Comunitat Valenciana, Antonio Estañ, el diputado en Les Corts, Antonio Montiel, así como el director general de Vivienda, Rehabilitación y Regeneración Urbana, Rafael Briet.

En este encuentro, la consellera ha recordado que este Plan de Adquisición de Vivienda "es la primera actuación de un paquete de iniciativas que se incluyen en el Plan Plurianual de Vivienda, destinadas a la ampliación del parque público de vivienda de la Generalitat" y ha recordado que hay una partida específica en el presupuesto de 2018 dotada con 12 millones de euros gracias a la iniciativa del grupo parlamentario Podem. En total se prevé invertir 50 millones de euros al ser un plan plurianual en los próximos tres años.

Concurso público

Según ha apuntado Salvador, "esta iniciativa permitirá seleccionar las viviendas más adecuadas a las necesidades que se han detectado en el estudio de mercado realizado, y actuar en zonas como Valencia, Alicante, Elche, Castellón, Torrevieja o Sagunto, entre otros".

Para la consellera,"gracias a este primer concurso esperamos ampliar el parque público de viviendas de la Generalitat y poder dar soluciones habitacionales a todos aquellos que lo necesiten".

Así, Salvador ha explicado que las viviendas que opten al concurso deberán estar en edificios plurifamiliares, con una antigüedad máxima de 40 años, disponer de ascensor y tener al menos salón-comedor, cocina, un dormitorio y un baño.

También deberán estar vacías, en condiciones adecuadas para su ocupación, libres de ocupantes o personas arrendatarias; con alta de luz y agua o contar con la cédula de habitabilidad o licencia de ocupación, y la certificación energética, entre otros requisitos

Igualmente se han establecido unos criterios de adjudicación en los que se valorará la oferta económica de los propietarios, la demanda existente, la tipología y características de la vivienda, la ubicación y las características del ofertante.

  • Tags