Inmodiario

El Ayuntamiento de Barcelona ha entregado las llaves nuevo edificio de viviendas Ca l'Isidret, que cuenta con servicios para personas mayores. Construido recientemente por el Instituto Municipal de la Vivienda y Rehabilitación de Barcelona (IMHAB), está situado en la esquina de las calles de Pere IV y Josep Pla, en el barrio de Provençals del Poblenou.

Dispone de diversas tipologías de viviendas: 29 pisos destinados a personas mayores, 42 viviendas en el régimen conocido como derecho de superficie y 12 pisos destinados a alquiler asequible.

Los 29 pisos inaugurados son viviendas de alquiler social con precios asequibles destinados a personas que tienen más de 65 años, se pueden valer para ellas mismas, reciben pensiones de menos de 24.850 euros y no tienen ninguna vivienda en propiedad. En estos equipamientos se ofrecen diversos servicios como limpieza, conserjería, atención social y teleasistencia, aparte de espacios comunes para hacer actividades.

Además de esta promoción, el Ayuntamiento de Barcelona dispone actualmente de 23 edificios de viviendas con servicios para personas mayores en toda la ciudad. Y se está construyendo un nuevo equipamiento de este tipo en el barrio de Sarrià y está proyectada la construcción de tres promociones más en el Eixample y en Gràcia.

Aparte de las viviendas para personas mayores, Ca l'Isidret dispondrá también de 42 pisos en régimen de derecho de superficie. Se trata de un modelo de tenencia de vivienda pública en el cual el adjudicatario adquiere la propiedad del piso por un periodo de 75 años, pero el suelo queda en manos de la administración pública. Una vez transcurrido este periodo, la propiedad de la vivienda retorna al Ayuntamiento.

De estos 42 pisos, hay 13 que se reservan para menores de 35 años, 10 para vecinos y vecinas del barrio o del entorno más próximo y dos para personas con movilidad reducida. Finalmente, la promoción incluye también 12 viviendas destinadas a alquiler asequible. La entrega de todas estas viviendas se llevará a cabo próximamente.

En total, el edificio de la calle Pere IV dispondrá de 83 pisos sociales que contribuirán a reforzar el parque de vivienda pública de la ciudad. Con este nuevo equipamiento, el Ayuntamiento quiere dar respuesta a las diferentes necesidades y tipologías de demandantes de vivienda que hay en Barcelona, tal como establece el Plan por el Derecho a la Vivienda.

La obra de este nuevo edificio se inició el año 2013. Además de la construcción de los pisos y los equipamientos, el Ayuntamiento ha urbanizado el camino de Ca l'Isidret. El coste de la construcción ha sido de casi 7,8 millones de euros.