Inmodiario

El alcalde de Getxo, Imanol Landa, y el consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno del Gobierno Vasco, Iñaki Arriola, han presentado el convenio suscrito entre el Consistorio y la sociedad pública Visesa para la construcción en el municipio vizcaíno de 140 VPO viviendas de protección oficial destinadas al alquiler. Es el primer convenio en Euskadi de estas características ya que la aportación económica del Ayuntamiento permitirá mayor número de viviendas de VPO en alquiler y mayor plazo de alquiler (mínimo de 25 años).

El convenio pretende dar respuesta al problema existente en el municipio para el acceso, principalmente de los jóvenes, a una vivienda adecuada. En concreto, va a permitir que Visesa construya en los terrenos de Iturribarri cedidos gratuitamente por el Ayuntamiento 91 viviendas sociales para alquiler, cuya gestión corresponderá a Alokabide, y 49 VPO destinadas también al alquiler.

El importe total de dicha operación asciende a 18,3 millones de euros. El Ayuntamiento, además del suelo, valorado en 3 millones de euros, aporta una subvención de 18.000 euros por vivienda social y de 6.000 euros por cada VPO. El Departamento de Vivienda del Gobierno Vasco, además de los costes de construcción aportados por Visesa, contribuye por su parte con 27.000 euros por vivienda social y 3.000 euros por VPO con el fin de asegurar la viabilidad económica de la operación.

El periodo mínimo en el que deben estar en alquiler sera de 25 años y las viviendas se destinarán preferentemente a personas jóvenes empadronadas en Getxo que tengan una antigüedad mínima de empadronamiento de 3 años ininterrumpidamente, o de 5 años de forma alterna en los últimos 10 años.

Para la adjudicación de estas viviendas se seguirán las condiciones y requisitos de acceso establecidos en la normativa de Euskadi. A día de hoy las personas destinatarias deberán disponer de una renta de entre 3.000 a 25.000 euros para el régimen especial y de 9.000 a 39.000 euros para el general, excepto grupos especiales.

Visesa ha comenzado ya a redactar los proyectos constructivos de la promoción, por lo que se espera que puedan salir a licitación a lo largo del segundo semestre de 2018, que las obras de construcción arranquen a comienzos de 2019, y que se pueda entrar a vivir en 2021.

Por otra parte, hay que señalar que existe otra línea de colaboración abierta entre el Ayuntamiento y el Departamento de Vivienda que podría desembocar próximamente en un acuerdo entre ambas instituciones para la promoción de 64 viviendas sociales de alquiler en Venancios y 54 VPO en venta en Sarrikobaso.

El alcalde de Getxo, Imanol Landa, ha señalado que este acuerdo "es un paso más para dar respuesta a la demanda existente de VPO en Getxo. A fecha de 2 de octubre, hay 3.961 solicitudes registradas en Etxebide, de las que 2.479 corresponden a vecinos y vecinas empadronados en nuestro municipio.

Y de ellos 1.919 solicitan que sea en alquiler, es decir, un 77% de getxotarras empadronados e inscritos en Etxebide solicita vivienda en alquiler. Es un nuevo paso para la promoción de las VPO previstas por el Gobierno municipal del EAJ/PNV y el PSE-EE para esta legislatura para esta legislatura, que finalmente alcanzarán la cifra de 576 nuevas viviendas protegidas construídas en Alango, Venancio, Sarrikobaso, Iturribarri, Konporte y Ormaza.

A estas se sumaran las 128 viviendas de VPO derivadas de la modificación del Plan General de Ordenación Urbana en tramitación en Ormaza y Sarrikobaso, y las 192 ya construidas en anteriores promociones en Santa Ana, Etxezuri, Konporte, Iturribarri. En total por tanto 896 viviendas de VPO.

El primer edil getxotarra ha añadido que el objetivo es "lograr que las y las jovenes getxotarras tengan la posibilidad de seguir viviendo en Getxo. Tenemos que cambiar la tendencia de pérdida de población, especialmente en esas franjas generacionales".

Por su parte, el consejero Arriola ha señalado que este acuerdo "marca un importante camino de colaboración institucional y unión de esfuerzos para dar respuesta a una de las demandas sociales más acuciantes, el acceso de todas las personas a una vivienda digna, una necesidad que se siente de forma especial entre la juventud, que nos reclama tener acceso a una vivienda adecuada a sus necesidades y recursos para emanciparse y emprender un proyecto de vida propio. Ellos y ellas van a ser unos de los destinatarios preferentes de las viviendas que se van a construir en Iturribarri".