Inmodiario

El concejal de Vivienda del Ayuntamiento de Zaragoza, Pablo Híjar, ha comparecido en rueda de prensa para explicar los detalles de la construcción de nuevas viviendas que se destinarán a alquiler social.

La Sociedad municipal Zaragoza Vivienda ha recibido el encargo para comenzar los trámites necesarios para la construcción de 168 inmuebles que se ubicarán en los barrios de Valdefierro, Arrabal, Las Fuentes y Casco Histórico.

Un total de 53 viviendas estarán ubicadas en Valdefierro, en concreto en las calles Piscis, Aries, Centauro, Júpiter, Saturno y Osa Menor. Otras 17 serán edificadas en el camino de Torrecillas; 77 en Miguel Servet, 15 en las Armas y seis en la calle Contamina.
El Presupuesto municipal del ejercicio 2017 incluye con este fin una partida plurianual denominada Promoción de viviendas sociales en alquiler dotada para esta anualidad con 594.926 euros y con 1.104.863 euros para el ejercicio 2018, con cargo a las cuales se podrá iniciar la promoción de vivienda para su uso en alquiler.

La promoción de los nuevos inmuebles municipales de alquiler social se realizará sobre suelos propiedad de Zaragoza Vivienda. Además, estas promociones ya cuentan con proyectos de obra redactados, pero van a ser revisados para mejorar objetivos como es la máxima eficiencia energética y serán adaptados a la normativa vigente.

Estas 168 viviendas se suman a los 141 alojamientos con servicios comunes proyectados; 80 en el barrio de Las Fuentes -con la obra adjudicada y a punto de comenzar- y otros 61 en Pontoneros -a la espera de su aprobación en el Consejo de Administración de Zaragoza Vivienda-.

El pasado mes de enero el consejo de Zaragoza Vivienda aprobaba la contratación para el proyecto de rehabilitación ubicado entre las calles de María de Aragón y Fray Luis Urbano, en Las Fuentes, que prevé la construcción de 80 viviendas en alquiler. Un proyecto con precios de entre 280 y 300 euros, con garaje y trastero, así como diferentes espacios para uso residencial, social y de ocio, con una apuesta por la creación de comunidad y el trabajo cooperativo.

La ubicación del solar permite prolongar un espacio de relación en planta baja, con servicios comunitarios con un espacio público intermedio (zona verde) entre el edificio y su entorno urbano.

Con estas medidas se cumple la voluntad del equipo municipal de seguir ampliando el parque público de vivienda social y continuar trabajando para que el derecho a la vivienda de todos los vecinos y vecinas sea una realidad en la capital aragonesa.