Inmodiario

La Xunta de Galicia trabaja en la modificación del proyecto para poder construir el antes posible 40 viviendas de promoción pública en el Parque Ofimático de La Coruña.

Una vez iniciada la modificación del proyecto, la Consellería de Infraestructuras y Vivienda espera la máxima implicación del Ayuntamiento de La Coruña en esta iniciativa social, y pide que no se vuelva a repetir una demora de nueve meses en la respuesta a la solicitud de licencia para ejecutarla.

Si bien el Instituto Gallego mantiene la estricta corrección jurídica del proyecto presentado ante la Administración local, mantiene como objetivo prioritario la construcción de las viviendas sociales que la ciudad de La Coruña necesita, por lo que evitará nuevos recursos que deriven en más dilaciones para el proyecto.

El Gobierno gallego solicitó en diciembre del año 2016 licencia para la construcción de estas 40 viviendas ante el Ayuntamiento de La Coruña, que no emitió respuesta hasta el pasado mes de septiembre, en que comunicó su denegación.

El proyecto incialmente presentado por la Xunta para la concesión de la licencia municipal respeta estrictamente la edificabilidad máxima de la parcela, que dispone de 4.800 metros cuadrados de uso residencial y 960 metros cuadrados para locales comerciales, del que resulta un total de 5.760 metros cuadrados.

No obstante, el Gobierno gallego está realizando ajustes en el proyecto con el fin de dotar a La Coruña de las viviendas de promoción pública comprometidas para facilitar el acceso a un hogar a las personas con menos recursos.

La Xunta considera prioritario el objetivo de construcción del mismo número de viviendas sociales inicialmente previstas, a pesar de que los condicionantes municipales dificultan el desarrollo de 40 inmuebles.

La modificación deber a la construcción de otro sótano, lo que supondrá el incremento de la inversión inicial prevista, que ascendía a 5,5 millones de euros. Además, la demora de los trámites no permitirá la ejecución de la partida recogida en los Presupuestos de la Xunta para este ejercicio. Estos cambios en el proyecto también significarán destinar el bajo a locales comerciales, toda vez que no existe una demanda acreditada.