Inmodiario

El consejero de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, Felipe López, ha subrayado ante el Pleno del Parlamento andaluz que la Junta mantiene abiertas tres líneas de ayudas en materia de vivienda, que suman una dotación de 34 millones de euros, lo que permitirá mejorar la calidad de vida de unas 21.300 familias con ingresos limitados, con miembros mayores o con alguna discapacidad. Estas ayudas, unidas a las ya realizadas en los dos años anteriores, suman una inversión de 46,7 millones de euros, cantidad que, según López, ha beneficiado a 32.015 familias.

El consejero ha recordado que recientemente informó a la Cámara andaluza de la convocatoria de ayudas a familias mayores de 65 años o con algún miembro con discapacidad y movilidad reducida, con el fin de que puedan acondicionar sus viviendas para adaptarlas a sus necesidades. "Estas ayudas de Adecuación Funcional Básica están dotadas con tres millones de euros y beneficiarán a unas 2.300 familias", ha asegurado.

A esta convocatoria ahora se le suma otras dos que igualmente se desarrollan en el marco del Plan de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía 2016-2020 "y son las nuevas ayudas al alquiler y a la rehabilitación, cuyo plazo para la presentación de solicitudes se abrió el pasado 7 de julio y culmina el próximo 7 de agosto", ha manifestado.

Gracias a estas líneas de ayudas, ha indicado el consejero, "se facilita a las familias con menos recursos su acceso a una vivienda con un complemento que les permite hacer frente a una renta de alquiler, y además se les brinda ayuda económica para emprender obras que, sin este apoyo de la Administración, no podrían mejorar las condiciones de habitabilidad de sus inmuebles".

En concreto, la convocatoria de ayudas al alquiler de la que se podrán beneficiar en torno a 12.500 familias andaluzas está dotada con 15 millones de euros, para subvencionar el 40% de la renta de arrendamiento de la vivienda para contratos no superiores a los 500 euros mensuales.

No obstante, la ayuda podrá alcanzar hasta el 80% para aquellas personas que acrediten estar en situación de especial vulnerabilidad por encontrarse en riesgo de exclusión social, para lo que se ampliará la dotación estatal con un montante adicional de 1,3 millones de recursos autonómicos.

En el caso de las ayudas a la rehabilitación de edificios, la convocatoria cuenta con una dotación de 14,5 millones de euros, unos recursos con los que se pretende prestar apoyo para ejecutar obras de conservación, mejora de la calidad y sostenibilidad, así como de la accesibilidad de las zonas comunes.

Estos incentivos podrán alcanzar a más de 400 edificios, compuestos por más de 6.500 viviendas de toda Andalucía, y establecen como beneficiarias las comunidades de propietarios de viviendas en las que, al menos, la mitad de los propietarios de las viviendas que componen el edificio tengan ingresos familiares ponderados no superiores a 3,5 veces el IPREM.

La cuantía máxima de la subvención por edificio será el 35% del coste subvencionable de las actuaciones. No obstante, en el caso de actuaciones que incluyan ajustes razonables en materia de accesibilidad, y sólo en la partida correspondiente a la misma, se podrá alcanzar el 50% del coste.