Inmodiario

La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía ha licitado las obras de rehabilitación para mejorar las zonas comunes de 383 viviendas públicas en alquiler, pertenecientes al parque residencial de la Junta, que se localizan en la capital gaditana, Sanlúcar de Barrameda y La Línea de la Concepción. Todas estas actuaciones cuentan con un presupuesto global de 437.872 euros, financiados con Fondos Feder.

Las empresas interesadas en optar a esta intervención tendrán de plazo hasta el próximo 22 de junio para presentar sus ofertas, que deberán ser analizadas por la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA), dependiente de la Consejería y responsable de la gestión de estos inmuebles, para seleccionar la mejor propuesta económica y técnica.

La documentación requerida para participar en la convocatoria se podrá entregar tanto en la Gerencia de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) en Cádiz y Granada, como en la sede de los servicios centrales de la agencia en Sevilla.

En la capital de Cádiz, la rehabilitación prevista plantea mejorar las zonas comunes de un total de 158 viviendas públicas localizadas en diferentes promociones de la barriada de La Paz, concretamente en la calle Barbate y en la avenida de la Bahía. Ambas actuaciones salen a licitación por un montante que suma 172.793 euros y cuentan con un plazo de ejecución de dos meses y medio.

En la calle Barbate se intervendrá en tres portales, con 66 viviendas en total, para reparar los cantos forjados de los balcones de las fachadas, de las escaleras exteriores y del techo del castillete de cubierta. También se arreglará toda la carpintería de las escaleras, se saneará y pintará la fachada, se renovará la maquinaria de ascensores y se instalará una plataforma elevadora para sillas de ruedas. Igualmente, se realizarán mejoras en las instalaciones de fontanería y saneamiento del edificio.

Los inmuebles de la avenida de la Bahía, cuya rehabilitación se encuentra también en licitación, en este caso con un presupuesto de 86.406 euros, fue objeto recientemente de obras de construcción sostenible, acogidas al Decreto 1/2014, siendo además proyecto piloto de rehabilitación energética en la provincia de Cádiz, lo que está permitiendo, a través de monitores instalados en las viviendas, medir los parámetros climatológicos de las mismas para comprobar el grado de efectividad de las obras realizadas en cubiertas, ventanas y fachadas para mejorar el confort de las familias residentes.

Con la obra que se licita ahora, se complementará la actuación anterior, interviniendo en cuatro bloques de la avenida de la Bahía, que suman 92 viviendas. Entre las actuaciones proyectadas destaca la eliminación de barreras arquitectónicas mediante la instalación de rampas en los cuatro portales, así como la sustitución de elementos de carpintería y cerrajería, reparación o sustitución de maquinaria de ascensores, arreglos en la solería y pintura de zonas comunes interiores.

La intervención prevista en Sanlúcar de Barrameda se desarrollará en la tercera fase de la barriada Huerta San Cayetano, compuesta por nueve edificios y delimitada por las calles Siembra, Huerta y Castañeda, que fueron construidos en 1991. En los bloques, cuya altura máxima es de dos plantas, se van a realizar obras de impermeabilización de cubiertas, reparaciones y pintura de fachadas exteriores, pintura de carpintería y cerrajería, sustitución y adecuación de bajantes, así como reparación del saneamiento enterrado en planta baja y conexión a la red municipal de alcantarillado. Los trabajos cuentan con un presupuesto de 187.260 euros y un periodo de ejecución de dos meses y medio.

En La Línea de la Concepción se rehabilitarán, con un coste de 77.819 euros y un plazo de ejecución de dos meses, las fachadas de 150 viviendas públicas en alquiler que conforman la barriada Gravina. Las obras se llevaran a cabo sobre los 22 edificios que agrupan estos inmuebles de la promoción denominada Prim Blanca de los Ríos, popularmente conocida como barriada Gravina, la cual fue construida en 1987.

En todos los bloques, de cuatro plantas de altura y que presentan pérdida del recubrimiento de la pintura y algunas fisuras que provocan humedades en las viviendas, se van a sanear esas fisuras y otras deficiencias detectadas. Tras esas reparaciones, las fachadas serán pintadas en su totalidad.