Inmodiario

La consellera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente de la Generalitat Valenciana, Isabel Bonig, ha asegurado que las 233 viviendas en régimen de alquiler social que la Generalitat ha entregado en un total de 37 municipios de la Comunidad "demuestran el esfuerzo y dedicación que desde el Consell se está realizando para ayudar a familias con escasos recursos y que requieren nuestra ayuda para tener una vivienda digna". De esas viviendas entregadas, 66 han sido a personas que han perdido su casa debido a una ejecución hipotecaria.

Así lo ha manifestado Bonig tras la firma de un convenio con el Ayuntamiento de Manises para que este municipio se integre en el Programa Extraordinario de Alquiler de Interés Social de la Generalitat, cuyo objetivo es atender a las necesidades de las familias que han perdido su vivienda habitual como consecuencia de un desahucio hipotecario u otras causas excepcionales.

A continuación, Bonig ha entregado las llaves de dos viviendas en régimen de alquiler social a familias de Manises. "Mediante este Plan Extraordinario pretendemos dar soluciones a muchas familias y para ello es fundamental la colaboración y ayuda que nos prestan los ayuntamientos. Ellos son los que verdaderamente conocen la realidad de cada familia y sus necesidades", ha hecho hincapié Bonig.
Con la firma de este convenio ya son 14 los municipios adscritos al Programa Extraordinario de Alquiler de Interés Social. Se trata de Castellón, Monóvar, Sagunto, Paterna, Alcoy, Vall d´Uixó, Burriana, El Campello, Carcaixent, Sax, Bétera, Chiva, Requena y Manises. Además, otros 60 ayuntamientos están interesados en este plan.

El Programa Extraordinario de Interés de Alquiler Social se puso en marcha en diciembre de 2012 y para el mismo la Generalitat dispone de un total de 625 viviendas de promoción pública de la Generalitat en toda la Comunitat. De ellas, 233 están entregadas y otras 68 está previsto que puedan recibir en breve a sus nuevos inquilinos. Además, durante el próximo año se licitará la rehabilitación de 219 viviendas y se está valorando la intervención de otras 105 para su posterior reforma.

En el caso de Manises, los pisos entregados forman parte del parque público de la Generalitat en dos grupos de viviendas, situados en las calles Riu Xúquer-Carasols y Salt del Aïgua.

La Entidad de Infraestructuras de la Generalitat (EIGE) gestiona en Manises un total de 213 viviendas. De ellas 228 están alquiladas o en proceso de compra, dos se entregan hoy y una última que está previsto rehabilitar el próximo año.

La consellera ha recordado en Manises que la Generalitat ha lanzado una línea de ayudas en materia de vivienda dirigida a las familias más desfavorecidas. Se trata de una convocatoria por un valor de un millón de euros que se destina a familias con situaciones de especial vulnerabilidad. "Ya hemos empezado a pagar esta línea de acción que prioriza el pago de ayudas a la vivienda a aquellas personas que cumplan las condiciones de especial vulnerabilidad".

Bonig ha destacado que esta línea "aliviará la situación de muchas a personas que se encuentran en circunstancias muy complicadas". Entre los requisitos necesarios para beneficiarse de esta ayuda se encuentra contar con una notificación a su favor de la Conselleria de una resolución de concesión de ayudas; no disponer ningún miembro de la familia solicitante de una vivienda; que la unidad familiar sea considerada de especial vulnerabilidad (familia numerosa, monoparental, con un menor de tres años, embarazadas, personas objeto de medidas de realojo, con mayores de 65 años, con una persona con discapacidad, familia en la que el deudor hipotecario esté desempleado, que haya una víctima de violencia de género, etc). Además de estos supuestos, deberán concurrir unas determinadas circuntancias económicas.