Inmodiario

El fondo Blackstone mueve sus activos residenciales en España, aglutinando en torno a la nueva sociedad Testa Home la gestión de unas 20.000 viviendas en alquiler, que llegan desde sus filiales Testa y Fidere Residencial.

Testa Home está participada por Testa con el 58,12% del capital y Fidere con el 41,88% restante.

Testa Home gestionará activos residenciales de carácter plurifamiliar en toda España a través de contratos de gestión suscritos con Testa, Fidere Patrimonio SOCIMI, Aliseda Servicios de Gestión Inmobiliaria e Hispania Activos Inmobiliarios SOCIMI, para la prestación de servicios operativos de gestión en relación a las carteras de activos plurifamiliares titularidad de estas sociedades.

Asimismo, Juan Pablo Vera (actual presidente de Fidere) ha sido nombrado director deneral y consejero ejecutivo del consejo de administración de Testa Home.

Testa considera que esta restructuración mejorará la eficiencia en la gestión de su portfolio, optimizando costes operativos y rentabilidad, y contribuirá a prestar un mejor servicio a sus inquilinos.

Tras la reestructuración Testa Homes gestionará las 11.000 viviendas en manos de Testa, las 6.500 de la cartera de Fidere, y unas 500 unidades heredadas tras la compra de Hispania.

Además, Testa Home gestionará 2.000 procedentes Aliseda -compañía participada por Blackstone (51%) y Santander (49%)-, que son edificios completos.

Sin embargo, el grueso del negocio -que son unas 30.000 viviendas en alquiler y venta diseminadas en distintos edificios- se siguen gestionando de forma independiente desde Aliseda y Anticipa.

La reestructuración se produce dos semanas después de que el alemán Wolfgang Beck dimitiera como consejero delegado y consejero de Testa, casi dos años después de que, en enero de 2018, sustituyera a Miguel Oñate, quien permaneció como vicepresidente, con el objetivo de reforzar la configuración de su equipo ejecutivo de cara a su salida a Bolsa ese mes de junio.

Aunque su debut en el parqué se retrasó un mes por la inestabilidad política en España, Testa se convirtió en la segunda mayor compañía por volumen de capitalización en el MAB.

La socimi de pisos en alquiler fue constituida en 2016 por Merlín, Santander y BBVA a partir de la cartera de viviendas que sumaban tras la fusión de la socimi que dirige Ismael Clemente y el negocio patrimonial de la antigua Metrovacesa.

Hace un año, Blackstone tomó su control al cerrar la compra del 80,6% de su capital, decidiendo entonces reestructurar el consejo de administración de la socimi y reducirlo de once a cinco miembros.