Inmodiario

La Sareb, el banco malo presidido por Jaime Echegoyen, prosigue con sus movimientos para intentar sacar el mayor provecho posible a su vasto patrimonio inmobiliario. Así, Por primera vez reformará un edificio exclusivo de oficinas situado en Madrid y cuya operación supondrá una inversión de cuatro millones de euros. Tras este lavado de cara que terminará en el verano de 2018, la entidad propietaria tiene intención de ponerlo en alquiler.

El edificio Costa Brava, gestionado por Solvia, cuenta con cuatro alturas sobre rasantes y dos plantas sótano con capacidad para 102 plazas de garaje actualmente. La superficie construida es aproximadamente de 6.000 metros cuadrados sobre rasante y 4.000 más bajo rasante.

La reforma del interior del edificio será para renovar la imagen y acondicionar los espacios para el uso del inmueble como oficinas multiarrendatario. Asimismo, Sareb renovará todas las instalaciones generales y realizará la adecuación y modernización de los ascensores.

El proyecto de rehabilitación, que está previsto concluya en el verano de 2018, se completará con la incorporación de un sistema de control centralizado de gestión de las instalaciones.

Sareb ha encargado el trabajo de project manager a la firma MACE y los trabajos de proyecto y dirección de obra a la firma de ingeniería y arquitectura BOD. Esta empresa está incorporando al proyecto los requisitos necesarios para hacer del activo un inmueble sostenible, energéticamente eficiente y respaldado por una certificación de construcción sostenible BREEAM.

Asimismo, el banco malo confía en empezar en octubre de 2018 las obras de un proyecto residencial en Sevilla que, inicialmente, iba a abordar con la inmobiliaria Monthisa. Además, ampliará el número de viviendas, hasta 115, desde las 84 originales, que eran de mayor superficie.

En la actualidad están trabajando en solicitar la correspondiente licencia para poder comenzar las obras en el plazo previsto. El hecho de que la Sareb asuma la totalidad del proyecto atiende a la falta de acuerdo con Monthisa. Por eso, ha decidido finalmente desarrollar en solitario el terreno, si bien debe apurar al máximo los trabajos, dado que Gerencia de Urbanismo de Sevilla podría sacar a la venta forzosa el suelo si no hay proyecto previsto sobre el mismo. Por este motivo, la Sareb debe pedir la licencia antes del 27 de noviembre si no quiere perder la titularidad del solar.

La parcelas de la Florida, entre las calles la Florida, Luis Montoto y Menéndez y Pelayo de la capital andaluza, era en 2009 propiedad de la promotora Novaindes. Con la llegada de la crisis económica, Novaindes se vio obligada a presentar un concurso de acreedores.

  • Tags