Inmodiario

Merlin, Hispania, Axiare y Lar, las cuatro socimis españolas que cotizan en el mercado continuo bursátil, sigue acaparando, junto a los fondos de inversión internacionales -algunos de ellos también accionistas de referencia de estas sociedades-, el protagonismo de la actividad inmobiliaria en España. Y las cosas parecen ir, más o menos, en la línea de lo esperado.

En conjunto han cerrado el primer semestre de 2015 con unos beneficios superiores a los 181 millones de euros procedentes, en su mayoría, de las rentas generadas por los ya cientos de activos inmobiliarios adquiridos en estos doce meses.

Se trataría de unos beneficios aceptables, pero muy cortos para lo que los gestores de estas socimis vislumbran lograr en los próximos años con la imparable actividad inversora que manejan para los próximos meses, tirando de las ampliaciones de capital que hagan falta o de acuerdos de financiación que, en ambos casos, siguen contando con el respaldo total de los inversores.

De esos más de 180 millones de beneficios obtenidos por estas cuatro socimis entre enenro y junio de 2015, Merlin -la sociedad gestionada por Ismael Clemente- se lleva la palma, con 120 millones de euros ganados tras revalorizar sus inversiones inmobiliarias por 94,9 millones. Ingresó más de 67,3 millones y llevó el ebitda a 57,3 millones de euros, con unos fondos recurrentes del negocio de 42,4 millones.

Tras las compras realizadas hasta final de junio y excluyendo Testa, la cartera patrimonial de Merlin está compuesta por 906 activos, con una superficie bruta arrendable de 758.851 metros cuadrados que genera 135 millones de rentas brutas anuales, y valorados en 2.415 millones de euros. Con el 25% de Testa y otros activos cuya compra está a punto de materializarse, el valor se iría a los cerca de 2.900 millones.

En el primer semestre, Hispania ingresó 13,2 millones de euros por rentas, que dejaron un ebitda negativo de 400.000 euros y un resultado neto consolidad de casi 11 millones de euros. Además, obtuvo financiación adicional por 70 millones, elevando su deuda financiera por encima de 195 millones de euros.

Hispania, por su parte, ha visto cómo tras las últimas adquisiciones, desde su salida a Bolsa y hasta el cierre del segundo trimestre de 2015, ha invertido en 32 activos que cuentan con un valor bruto consolidado de 710 millones de euros, lo que supone un revalorización de 14 millones. Estas adquisiciones han supuesto un consumo de la capacidad inversora inicial de Hispania de casi 670 millones de euros.

En el primer semestre, Hispania ingresó 13,2 millones de euros por rentas, que dejaron un ebitda negativo de 400.000 euros y un resultado neto consolidad de casi 11 millones de euros. Además, obtuvo financiación adicional por 70 millones, elevando su deuda financiera por encima de 195 millones de euros.

Por encima de 19 millones ganó Lar España Real Estate tras generar su cartera de activos ingresos por 14,1 millones de euros, el 61% procedentes de la cartera de centros comerciales, donde Carrefour figura como principal inquilino de la socimi, dado que genera el 12% del total de rentas de la empresa, por delante de Media Mark y Toys R Us, que aportan el 5,22% y el 2,10% de los ingresos por alquileres.

El beneficio bruto de explotación (ebitda) de la socimi, constituida en marzo de 2014, se ha situado en 8,3 millones de euros y ya acumula una inversión total de 485 millones de euros en activos inmobiliarios desde su constitución y salida a Bolsa.

Este importe es un 35% superior a la que contabilizaba a cierre de 2014, si bien la empresa destaca que a las cifras semestrales es preciso sumar las inversiones anunciadas durante el pasado mes de agosto. De esta forma, en la actualidad, la inversión en activos de Lar asciende a 852,6 millones de euros, un 50% más de la ejecutada a cierre de junio, fecha en la que además sus activos presentaban una revalorización del 6%.

Por último, Axiare Patrimonio obtuvo un beneficio neto de 31,3 millones de euros en el primer semestre del año, periodo en el que su cartera de activos inmobiliarios generó ingresos de 18,7 millones de euros. Ha cerrado inversiones en compras de activos inmobiliarios por un importe total de 806 millones de euros desde que se constituyó y salió a Bolsa en julio de 2014.

A cierre del pasado mes de junio, el valor de la cartera de Axiare Patrimonio presentaba un valor de mercado de 633 millones de euros, que implica una revalorización del 11% respecto al precio de compra, según el informe de una tasadora independiente. La cartera está conformada por 21 activos que suman 550.506 metros cuadrados de superficie, de los que el 72% corresponde a edificios de oficinas.